Las claves para que la tarjeta de crédito sobreviva a las fiestas

stop

Usar la tarjeta en estas fechas puede hacer más llevaderas las compras, pero tiene muchos riesgos

Pago con el sistema contactless con tarjeta de crédito.

Barcelona, 08 de diciembre de 2016 (12:00 CET)

Las fiestas navideñas son una época crítica para las cuentas corrientes de muchas familias. Regalos, juguetes, viajes, comida… Es habitual tirar de tarjeta de crédito para hacer más llevaderas estas compras: permiten pagarlo todo a final de mes y en muchos casos también fraccionar los pagos.

No obstante, estas comodidades también conllevan riesgos. El uso excesivo de la tarjeta puede ser muy perjudicial a medio plazo, pero hay otros peligros, como las comisiones. Es importante leerse la letra pequeña cuando se contrata una tarjeta para elegir la mejor opción.  
 
El comparador de productos financieros HelpMyCash.com ha elaborado las cinco claves para que la tarjeta de crédito sobreviva a la Navidad y ahorrarse sustos.    

1. Elegir bien. Es importante buscar una tarjeta de crédito sin cuotas anuales ni comisiones de emisión y renovación. Hay que leer bien la letra pequeña, ya que algunas entidades ofrecen tarjetas sin comisiones… pero sólo el primer año.    

2. Programar los pagos. Antes o después, hay que pagar lo que se gasta. No hacerlo implica altos intereses. La mayoría de tarjetas exigen el pago a final de mes o a inicio del siguiente. Pero si se necesita más tiempo, hay tarjetas que permiten demorar los pagos dos o tres meses.    

3. Vigilar con los intereses. Hay tarjetas que permiten fraccionar los pagos, algo muy cómodo en estas fechas. Pero hay que tener cuidado con los intereses: algunos bancos sólo destacan el interés mensual y esconden el anual, que puede ser de más del 20% TAE.  

4. No racanear con la cuota mensual. Una tentación habitual es pagar la mínima cuota mensual por las compras que se fraccionan: es poco dinero cada mes. Pero es un arma de doble filo: se paga durante muchos meses o años, con lo que se pueden acumular con futuras compras. Además, terminan abonándose unos intereses muy altos.  

5. Buscar los descuentos. No todas las tarjetas son iguales. Cada vez hay más que ofrecen descuentos en algunas tiendas o que devuelven un porcentaje de las compras –especialmente las de las grandes superficies–. Elegir bien puede proporcionar un buen ahorro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad