El robot Dirt Devil se ha convertido en un éxito de ventas.

Lidl golpea a Conga y Taurus en la guerra de la Roomba barata

stop

El fabricante alemán logra ganar cuota de mercado con el robot aspirador Dirt Devil frente a marcas que apostaban por precios económicos

Barcelona, 10 de julio de 2019 (20:54 CET)

En los hogares españoles, cada vez están más presentes. Primero un lujo, hoy son muchas las casas del país que abogan por los robots aspiradores: un electrodoméstico para ganar en comodidad y calidad de vida desde el minuto uno. Roomba fue el que hizo más fama, pero su elevado precio ha hecho que surja a su sombra una amalgama de competidores de bajo coste entre los que destaca el Dirt Devil de Lidl.

No todos los robots ofrecen las mismas prestaciones a los clientes, por lo que hay que tener en cuenta la calidad para que no le cuelen un gol al consumidor. La Dirt Devil de Lidl se erige como una buena opción por su relación calidad-precio con otras marcas como Conga, Taurus, Raborock.

El Dirt Devil Libero 2.0 se puede comprar por sólo 99 euros frente a los 250 que cuesta el robot de Roomba. El utensilio de la marca alemana tiene un depósito de 0,24 litros fácil de limpiar y una autonomía de 45 minutos de uso.

La Roomba de Lidl, como es conocida en el sector, tiene la capacidad de barrer desde los suelos más duras como las alfombras de pelo corto. Sólo se le resisten los suelos blandos. Viene con tres modos: aleatorio –que se mueve de forma aleatoria–, circular –ideal para cuando no hay obstáculos— y bordes –cuando quieres centrarte en limpiar esquinas y bordes de las paredes.

Además, al tener una altura de sólo 5,5 centímetros es ideal para pasar por debajo de muebles y camas. Su trío de sensores anticaída permite también utilizarlo en áticos y buhardillas.

Otras Roomba: Conga y Taurus

Estas son las ventajas con las que supera, por ejemplo a Conga Serie 3090, otra de las opciones preferidas de millones de hogares: barre, aspira, pasa la mopa e, incluso, friega el suelo. La competencia del Dirt Devil cuenta con tres niveles de fregado para distintos tipos de suelo inteligente gracias a su válvula electrónica que dosifica el agua. Además, cuenta con un cepillo motorizado para eliminar la suciedad más incrustada. Eso sí, su precio supera los 300 euros.

Para los que opten por la versión barata de Conga, la Slim 890 Wet, con 0,3 litros de depósito y una autonomía de entre 90 y 120 minutos, el precio es de 147 euros.

Por otro lado, la Taurus 948.183 cuesta 93 euros.. Con una autonomía de 75 minutos, el pequeño robot destaca por su manejabilidad al tener sólo 23,5 centímetros de diámetro. Gracias a los dos cepillos laterales, también se adapta a bordes y esquinas. Cuenta también con tres sensores anticaída.

El 'outsider': Roborock

Quizás menos conocida es la marca Roborock. La tecnología de este robot permite al dispositivo detectar la suciedad por láser gracias al conjunto de sensores inteligentes que le sirven como guía y le evitará los choques contra escaleras y todo tipo de mobiliario.

La versión S5 permite a los compradores planificar rutas por la estancia y programar su horario con una duración de hasta 150 minutos de trabajo constante. Además, la última versión incluye la posibilidad de controlar este gadget por control remoto. Su precio, eso sí, roza los 500 euros.

Hemeroteca

Lidl
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad