Londres carga contra los cubos de basura ‘espías’

stop

El grupo Renew instala en la City unos contenedores capaces de acceder a los datos de los móviles

31 de agosto de 2013 (11:25 CET)

Pasear por la City de Londres (el distrito financiero) con la señal wifi del móvil encendida es sinónimo de exponer los datos guardados en el dispositivo. Los nuevos cubos de basura de la zona están dotados de una tecnología capaz de espiar en smartphones que han encendido los ánimos de la población.

Las autoridades londinenses ya han tomado cartas en el asunto y han exigido al grupo de publicidad Renew que retire los polémicos contenedores. El director ejecutivo de la compañía, Kaveh Memari, ha afirmado al diario argentino Clarín que su objetivo era vender los datos recogidos “a cualquiera” que los quisiera pagar.

Tres meses de datos

El grupo reconoce que empezó a probar la nueva tecnología el pasado mayo. Desde ese momento, tiene registros de los dispositivos móviles de los transeúntes que paseaban por las cercanías de St Paul’s Cathedral. Allí están ubicados los 12 cubos de basura.

En su página web, la empresa asegura que la información recogida es “limitada”, ya que el desarrollo de la tecnología está en fase inicial.

Bancos y grandes bufetes

La polémica ha tardado tres meses en desatarse, pero ha sido muy destacada. Los contenedores están instalados en el distrito con mayor número de instituciones financieras y grandes firmas legales. El lobby es importante y teme que sus datos confidenciales, especialmente sensibles, hayan quedado expuestos.

Renew reitera que su tecnología sólo es capaz de acceder al historial de navegación de los dispositivos móviles, las llamadas cookies, y que su finalidad era únicamente publicitaria. La agencia de protección de datos británica ha abierto una investigación para esclarecer el caso y determinar las responsabilidades de la empresa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad