Whatsapp integra Google para combatir las imágenes falsas. EFE.
stop

Mark Zuckerberg ordena unificar la infraestructura de mensajería de "la familia de apps" de Facebook

Barcelona, 25 de enero de 2019 (18:48 CET)

Todos los chats en el mismo lugar. Facebook integrará los servicios de mensajería instantánea de Instagram y Messenger con el de Whatsapp, que actualmente funcionan como entes separados. Si bien los tres servicios continuarán operando de forma independiente, a partir de finales de 2019 o comienzos de 2020 compartirán la misma infraestructura de mensajería.

Facebook apenas empieza a desarrollar este trabajo, que supone reconfiguraciones destacables en las funciones básicas de Whatsapp, Instagram y Facebook Messenger. Fuentes cercanas dijeron a The New York Times que la decisión la tomó el fundador y consejero delegado Mark Zuckerberg, inmerso en una interminable crisis de confianza de los usuarios.

El entorno de Zuckerberg entiende esta decisión como una forma de ratificarse en su control sobre las divisiones de la compañía. Facebook compró Whatsapp en 2014, dos años después de hacerse con Instagram; ambas suponen quizá las inversiones más relevantes de la tecnológica desde su salida a bolsa, en mayo de 2012.

El "superchat" de Facebook, Whatsapp e Instagram

Miles de trabajadores de las tres filiales de Facebook ya trabajan en los cambios necesarios para integrar la infraestructura de los servicios de chat. Además, Zuckerberg ordenó que los tres servicios de mensajería tengan sistema encriptado, ya presente en Whatsapp pero no en Instagram y Messenger. La encripción protege los mensajes para que nadie más que emisor y receptor los lean.

Presuntamente, el plan de Zuckerberg es que, una vez que la transformación entre en efecto, un usuario de Facebook sea capaz de enviar un mensaje encriptado a alguien que solo tiene una cuenta de Whatsapp, por ejemplo, algo que actualmente resulta imposible por la separación entre los servicios.

"Queremos construir las mejores experiencias de mensajería que podamos, y los usuarios quieren que los chats sean rápidos, sencillos, seguros y privados. Estamos trabajando para hacer que nuestros productos de mensajería estén más encriptados y encontrar formas para que sea más fácil llegar a amigos y familiares a través de las redes", dijo la empresa en un comunicado.

Pero hay un significado corporativo en esta decisión. Hasta ahora, Whatsapp e Instagram se han mantenido como compañías independientes adquiridas por Facebook, a las que Zuckerberg prometió cierta autonomía. Pero el crecimiento de ambas apps ha propiciado un cambio de mentalidad en el líder de Facebook, palpable en esta decisión.

En medio de una tormenta de muchos meses consecutivos, Zuckerberg cree que a Facebook podría beneficiarle una integración de toda su "familia de apps" para que sean más útiles para los usuarios. También será una oportunidad para intentar monetizar Whatsapp e Instagram, que no generan tanto pese a su popularidad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad