Los españoles sueñan con un móvil sin tarjeta SIM y una batería que nunca se acabe 

stop

LA TELEFONÍA DEL FUTURO

El nuevo iPhone 6

en Barcelona, 25 de febrero de 2015 (21:12 CET)

¿Hacia dónde nos gustaría que fuese la tecnología móvil? ¿En qué podría mejorar el smartphone? Por soñar... Los jóvenes españoles sueñan con un móvil sin tarjeta SIM y una batería quen nunca se acabe. Los teléfonos inteligentes han permitido a los usuarios una mayor conectividad, con aplicaciones de mensajería instantánea, acceso a internet, correo electrónico, etc. Sin embargo, a mayor uso del móvil, menor el tiempo que dura la batería. Ni los usuarios del último iPhone o Samsung, por citar dos grandes fabricantes, se libran de esta problemática.

Adiós a la SIM

Por ello, el paraíso tecnológico para muchos consumidores sería una batería infinita. Pero parece que todavía habrá que esperar para que eso sea una realidad, aunque algunos operadores ya están trabajando en ello. Según un estudio elaborado por Tuenti junto con la compañía de investigación de mercados Ipsos, el 44,6% de los encuestados cree que lo próximo será una batería ilimitada, sin embargo el 50,8% ha asegurado que el futuro pasa por no necesitar móvil propio o tarjeta SIM propia para llamar o estar conectados a internet. Es decir, las pretensiones de los usuarios pasan también por acabar con la tarjeta móvil.

"La SIM no tiene tanto sentido cuando todo puede estar conectado en la nube", explican fuentes próximas a Tuenti. El paradigma que se presenta y en el que ya están trabajando algunas compañías como Tuenti es limitar la dependencia con la tarjeta SIM. En el caso del operador virtual de Telefónica, éste ya permite al usuario a través de una app acceder a los contactos y a la agenda del teléfono así como el listado de últimas llamadas realizadas y otros datos desde cualquier dispositivo sin necesidad de que sea a través del smartphone. "Una vez el cliente se ha registrado en la app ya no depende de la SIM, sus conversaciones, sus números de teléfono están en la nube y puede acceder a ellos desde la tablet, el ordenador o el teléfono y llegará un momento en el que tener una SIM física ya no sea necesario", detallan los mismos interlocutores.

¿Hologramas en el futuro?

¿Cuándo podría suceder esto? Con la tecnología nunca se sabe y con la telefonía, menos. Los avances en el ámbito de las telecomunicaciones son rápidos y en apenas unos años el panorama ha cambiado de forma drástica, con teléfonos que no sólo sirven para llamar y chatear, sino que se han convertido en mini-ordenadores capaces de hacer ya casi todo a golpe de dedo. El estudio revela que los adolescentes y veinteañeros han tenido de media entre cuatro y seis móviles, mientras que los treintañeros más de siete.

Otra muestra del auge de la telefonía móvil es que, según un informe de Cisco de 2012, se preveía que en 2016 habrían 10.000 millones de dispositivos móviles conectados a internet en todo el mundo, entre ellos las conexiones máquina a máquina, es decir, el sistema GPS en los vehículos, sistemas de monitorización de activos en el sector industrial y de transporte o aplicaciones médicas. Sin embargo, se ha cerrado 2014 con 12.000 millones de dispositivos conectados o lo que es lo mismo 2.000 más de los previstos hace dos años escasos.

Y si se trata de soñar, los encuestados incluso auguran que la tecnología será en el futuro en forma de hologramas y estará en todas partes, tanto en objetos como una mesa, en el cuerpo humano como en el brazo y en el coche, por poner algunos ejemplos. En concreto, más del 80% de los usuarios encuestados ven el futuro de la comunicación en forma de imágenes o ilusiones ópticas. Aunque esto ya parece más propio de una película de ciencia ficción que de una realidad próxima. Pero quién sabe, igual lejos de una fantasía se materializa algún día y más pronto que tarde. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad