Los ojos serán las cámaras fotográficas del futuro

stop

Sony, Google y Samsung compiten por patentar lentillas inteligentes que permitirían realizar fotografías y recoger información con el movimiento de los ojos

Recreación del dispositivo fotográfico en forma de lentilla de Sony.

Barcelona, 15 de mayo de 2016 (12:08 CET)

El ojo parece ser la nueva frontera de la tecnología interactiva. Sony se ha sumado al club de las empresas tecnológicas que patentan una lentilla para realizar fotografías. La idea es que el dispositivo se coloca en el ojo como cualquier lentilla, y tiene unos micro sensores que permiten capturar una imagen, acercar con el zoom o graduar la velocidad y la obturación.

¿Cómo se puede lograr? Pues con el movimiento del ojo y el párpado. Los sensores podrían diferenciar entre el parpadeo consciente y el inconsciente, y cuando el usuario cierra su párpado de manera prolongada, se realiza la fotografía.

Cómo funciona

Además, los movimientos de la pupila permitirán controlar la velocidad y la apertura, tal como cuando se trata de agudizar la vista con objetos lejanos o cuando hay poca luz. Inclusive, los sensores permitirán realizar un autofoco para evitar que la fotografía quede movida por el movimiento del globo ocular.

https://www.economiadigital.es/uploads/s1/37/23/63/samsung-eye-72363.jpg?t=1463306772

Todavía no se sabe de qué manera se podrán transferir las imágenes a un teléfono móvil. Es que por ahora se trata de una patente, pero esto no significa que el producto vaya a salir a la luz. De hecho, se está planteando construir un dispositivo con tecnología que todavía no existe o es experimental. Pero para ganar la carrera del futuro, las empresas se apuran a registrarlo. En el caso de la idea de Sony, todavía falta que la patente sea aprobada.


Samsung y las lentillas interactivas

La oficina de patentes de Corea del Sur sí ha dado el visto bueno a Samsung, que presentó un proyecto con el pomposo nombre de "Método de fabricación y funcionamiento de lentes de contacto inteligente para realidad aumentada". Que sería la producción de lentillas que, además de realizar fotografías, también podrían brindar toda clase de información –como mensajes o mapas- sobre las pupilas.

Los datos provendrían de una terminal como un smartphone , tal como ahora funcionan los relojes inteligentes. Pero no se sabe si eso llevaría a un hipotético futuro donde los transeúntes caminen como zombies, mientras visualizan sus mensajes entre sus ojos.

La doble apuesta de Google

Google fue quien inició la movida de contar con los ojos como motor de decisión en la búsqueda de información, liberando a las manos de la tarea. Pero sus Google Glass, que ya tienen dos años de vida, no terminan de explotar a nivel popular. ¿Alguien vio a alguna persona caminando con estas gafas con dispositivo por la calle?

https://www.economiadigital.es/uploads/s1/37/23/62/lentilla-diabetes-72362.jpg?t=1463306772

El gran buscador quiere apostar doble, y ha patentado no una sino dos lentillas: una para diabéticos y otra en el formato 'inteligente'. El primer modelo tiene unos sensores que permiten monitorizar las lágrimas del paciente, y conocer el nivel de glucosa en la sangre. La idea es que puedan lanzarse al mercado en dos o tres años.

Las lentillas inteligentes incomodan un poco, al menos como se presentan. La patente indica que el dispositivo se encontraría en un fluido que se inyecta en el ojo, que luego se solidificaría y se podría acoplar a la pupila. Este dispositivo ayuda a corregir la visión, y la idea es que pueda funcionar por energía recibida por ondas inalámbricas por un dispositivo externo, que recogería la información que captura el globo ocular.

Estos dispositivos acarrearán un interesante debate sobre la privacidad. Como ya han vaticinado series de ciencia ficción como la inquietante Black Mirror, si estas lentillas llegaran a ser realidad se podrán realizar fotografías en cualquier sitio y momento, y sin que nadie se de cuenta. Si ya es un problema controlar la masa de turistas que fotografían en museos o sitios restringidos, con estos aparatos los controles serán mucho más difíciles de mantener. La polémica está servida.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad