SpotMini es la ‘versión civil’ de un proyecto de robot de origen militar. Fotografía: Boston Dynamics

Robots que ‘producen pesadillas’ convertidos en productos de consumo

stop

El robot cuadrúpedo SpotMini, el ‘perro de Terminator’, de Boston Dynamics, estará a la venta el año que viene

23 de julio de 2018 (19:21 CET)

El robot SpotMini es algo así como un ‘perro artificial’ y a lo largo de los años internet ha sido testigo de cómo se desarrollaba y evolucionaba. De ser un artilugio grande, pesado y torpe (la versión conocida como Spot) a la actual versión más ligera y estilizada, ágil y con ciertas capacidades cotidianas, como abrir puertas, subir escalera y hasta meter los platos en el lavavajillas.

Esta última versión es la que la compañía Boston Dynamics planea poner a la vente en los próximos meses y hasta alcanzar una producción de mil unidades el año que viene. Boston Dynamics comenzó a desarrollar robots financiada con los fondos de proyectos militares después cancelados y durante algunos años —entre 2013 y 2017– perteneció a Google.

Fue en la época de Google cuando los robots de Boston Dynamics se volvieron más civilizados y la compañía empezó a plantear adaptarlos para la vida civil. Actualmente Boston Dynamics pertenece al banco japonés SoftBank.

“A largo plazo los robots podría resultar más importantes que Internet”, asegura el CEO de Boston Dynamics

Entre otros cambios y en relación al modelo militar orifinal la versión ‘civil’ del perro robot Boston Dynamics utiliza  motores eléctricos y actuadores electromecánicos como articulaciones y funciona con baterías eléctricas que le proporcionan, por ahora, unos 90 minitos de autonomía. Esto y la adopción de una medias más contenidas hacen que el SpotMini sea más ligero —unos 30 kilogramos— y además de más ágil y silencioso.

Según Boston Dynamics SpotMini puede resultar útil para compañías que necesiten "un cuadrúpedo robot capaz de llegar a lugares donde las ruedas ruedas no puede llegar."

Entre sus posibles aplicaciones prácticas en el mundo real se cuenta su aplicación como "robot de reparto" aventajado respecto a otras opciones —como los carritos autónomos o los drones— gracias a que SpotMini es capaz de llevar algo de carga (unos 14 kilos) y moverse de forma autónoma, además puede subir escaleras, coger ascensores, sortear obstáculos y abrir puertas —y por tanto llegar por sí mismo hasta las puertas de las casas.

De momento se desconoce qué precio tendrá un robot como SpotMini, pero no será barato. Así que por ahora el perro robot SpotMini no viene a sustituir a los animales domésticos como animal de compañía con la ventaja de que puede realizar tareas del hogar y que no hay que sacarlo a que haga sus necesidades.

Marc Raibert, cofundador y presidente de Boston Dynamics, está seguro de que “a largo plazo los robots podría resultar más importantes que Internet” a pesar de que admite que hoy por hoy "inducen pesadillas", según recoge Inverse.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad