El robot de la startup estadounidense Starship que entrega comida, igual que Deliveroo y Glovo. Foto: Starship

Los robots que quieren robar el negocio de Glovo y Deliveroo

stop

La nueva startup de los cofundadores de Skype lanza una flota de robots que entregan comida a domicilio, como Deliveroo y Glovo pero sin humanos

Economía Digital

El robot de la startup estadounidense Starship que entrega comida, igual que Deliveroo y Glovo. Foto: Starship

Barcelona, 04 de mayo de 2018 (13:48 CET)

Starship Technologies, una startup basada en San Francisco, California, y creada por los cofundadores de Skype, dedicó los pasados tres años a investigar, desarrollar y experimentar con la entrega de comida a domicilio mediante robots autónomos que reciben órdenes de una app. Tras un largo lapso de pruebas, la empresa está lista para llevar a sus robots a la calle (y a la puerta de los hambrientos clientes).

De la misma forma en la que Deliveroo y Glovo entregan comida, o que Uber y Lyft transportan a pasajeros, estos robots llevan la comida hasta el punto de que los clientes eligen en el mapa de una app. Aunque no pueden entrar en los edificios, avisan cuando están en la puerta, y los usuarios pueden abrir su compartimiento desde esa app, la misma que utilizaron para seleccionar y solicitar los platillos.

Un robot de Starship en la calle. Foto: Starship Instagram

Un robot de Starship en la calle. Foto: Starship Instagram

Los robots tienen seis ruedas, utilizan un sistema GPS, un radar, varias cámaras y sensores ultrasónicos que les permiten conducir de forma autónoma y llevar las comidas en compartimientos de almacenamiento que permanecen bloqueados hasta que los clientes usan la app para abrirlos. Los robots se almacenan en cápsulas, también diseñadas por Starship, donde reposan mientras sus baterías se recargan.

La empresa probó los robots en la sede de la compañía de software Intuit, en California, y consiguió un tiempo medio de entrega de 17 minutos. También lo probó en Londres, donde colaboró con Just Eat para hacer entregas de comidas, así como en otras partes de EEUU y el Reino Unido.

Los robots que entregan comida a domicilio fueron puestos a prueba con los clientes de Just Eat en el Reino Unido

Después de la serie de pruebas, Starship ya empieza a ofrecer el servicio a otras empresas. "Estamos listos para escalar esto. Hasta ahora, hemos realizado entregas comerciales en otros lugares también, pero fueron limitadas en el sentido de que todavía estábamos perfeccionando el servicio", dijo Ahti Heinla, uno de los consejeros delegados de la empresa.

Starship se enfrenta ahora a otros retos. Los robots autónomos están regulados en muchas ciudades, que ponen límites a la cantidad permitida de estos artefactos en las calles y las aceras. A la vez, la competencia se dilata: robots como Nuro, Robby y Marble, desarrollados por otras empresas, también se preparan para entrar al cada vez más concurrido mercado de las entregas de comida a domicilio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad