Samsung afronta el Black Friday 2016 sin mercancía ni repuestos

stop

El fabricante coreano sufre una rotura de stock sin precedentes. La reparación de los teléfonos tarda hasta dos meses por falta de componentes

Exhibición de Samsung en una feria comercial.

Madrid , 16 de noviembre de 2016 (06:00 CET)

Samsung, el mayor fabricante de teléfonos móviles del mundo, afronta graves problemas en España por falta de stock. La campaña del Black Friday 2016 ha sorprendido a la multinacional coreana sin repuestos suficientes para reparar los móviles dañados, que se acumulan en los principales servicios técnicos del país.   

Samsung se compromete a reparar y devolver los móviles en menos de 30 días. Pero desde la crisis de las baterías con el Galaxy Note 7, los retrasos en las entregas alcanzan los dos meses, según ha reconocido a este diario el encargado de una tienda de descuentos agresivos en Madrid.

Sin pantallas para el S7   

"Dejé mi móvil en el servicio técnico de Samsung hace mes y medio y no me dan respuesta. Es un pésimo servicio de post-venta para un teléfono, el S7, que no ha sido nada barato. Y mi caso no es el único. Los técnicos me han reconocido que hay decenas de caso como el mío", explica un usuario afectado que se puso en contacto con este diario.

Los servicios técnicos cuentan con suficiente personal pero no disponen de piezas, según reconocen los trabajadores de las grandes tiendas de distribución en España. Faltan repuestos para pantallas y los móviles con menos stock pertenecen a las gamas altas.

Las quejas por la lentitud en el servicio de post-venta no sólo se limitan a los teléfonos. "Tardaron más de cinco meses en arreglarme la tablet. No sé si no tenían el repuesto o no sabían cuál era el problema pero no daban explicaciones", explica Roberto, un usuario que difundió sus quejas por Twitter.

Samsung no ha respondido las preguntas formuladas por este diario sobre sus roturas de stock.

Sin garantía en la entrega   

Samsung también ha tenido problemas con la entrega de sus productos nuevos. Un importante distribuidor en España ha sufrido un retraso con la llegada de los teléfonos J5 y A5, dos modelos incluidos en las gamas medias. La entrega, prevista para octubre, se ha retrasado y el distribuidor no tiene asegurada la entrega ni para el Black Friday ni para Navidad, según fuentes cercanas a la compañía.   

Con la fabricación del Galaxy Note 7, que pretendía competir con el iPhone 7, Samsung retrasó la producción de otros modelos. La prioridad comercial se concentró en el Galaxy Note 7, que terminó retirado del mercado después de una cadena de explosiones e incendios cuyas causas aún no han sido aclaradas.     

El peor traspié para Samsung desde 1993, cuando irrumpió en el mercado de la telefonía móvil, ha ocasionado desajustes y retrasos en casi todas sus líneas de producción en sus fábricas propias y subcontratadas.     

La compañía aún no termina de calcular las pérdidas millonarias por el fiasco del Galaxy Note 7. Para compensar la repercusión negativa en su imagen durante los últimos meses, se da por descontado que Samsung hará una campaña agresiva en el Black Friday 2016. La duda es si tendrá capacidad suficiente para atender la demanda.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad