Se disparan las consultas por ofensas en las redes sociales

stop

La concienciación pública y la persecución del Gobierno han provocado un boom en los últimos meses

Facebook concentra la mayoría de quejas I EFE

10 de junio de 2014 (20:11 CET)

El asesoramiento legal sobre ofensas e injurias en las redes sociales era prácticamente esporádico hasta hace unos meses. Los despachos especializados han notado un boom de consultas en tan sólo medio año. Sobre todo, a raíz de que el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz (PP) ordenara “limpiar Twitter” e investigar los mensajes injuriosos contra la líder del PP en León, Isabel Carrasco, asesinada el pasado mayo.

Especialistas en este tipo de temas como Legalitas reconocen que en seis meses, las consultas han repuntado un 19%. Principalmente, porque la ciudadanía y el Gobierno han tomado conciencia social ante la impunidad que navega por las redes.

Del anonimato a la identificación

“Es un reto judicial”, sostiene la directora de la red de despachos de la compañía, Lourdes Guzmán. Pero el reto no está solo en España. También ha nivel mundial, puntualiza.

Los despachos sostienen que las ofensas e injurias en 140 caracteres, un mensaje de Whatsapp o una publicación en Facebook no solo se puede eliminar, sino también se pueden exigir responsabilidades. El supuesto anonimato de la red queda desvelado a través de las direcciones de IP.

Facebook en el punto de mira

El modus operandi consiste en analizar cada caso. Los despachos legales se ponen en contacto con la red social extrajudicialmente para negociar la despublicación. Si los hechos son constitutivos de delito, se abre un procedimiento judicial.

Guzmán detalla que las consultas más habituales se centran en imágenes ofensivas de niños grabados por sus compañeros o veinteañeros borrachos. El perfil del cliente que acude a estos expertos suelen ser jóvenes de entre 18 y 30 años así como padres que quieren proteger la imagen de sus hijos menores de edad, dañada en todo tipo de redes, pero, principalmente, en Facebook.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad