¿Se ha acabado la inmunidad ante los virus de los ordenadores Mac? 

stop

Un complejo virus conocido como 'ransomware' ha conseguido este fin de semana infectar el sistema operativo de los equipos de la marca Apple 

Jim Kinfle (Reuters)

Un iPhone de Apple junto al logo de la empresa estadounidense, en una imagen de archivo / Reuters
Un iPhone de Apple junto al logo de la empresa estadounidense, en una imagen de archivo / Reuters

Boston, 07 de marzo de 2016 (09:51 CET)

Los usuarios de Apple se convirtieron este fin de semana en el blanco de un ataque de piratas informáticos. En la primera campaña de este tipo lanzada contra ordenadores Mac, los atacantes utilizaron un peligroso software conocido como ransomware, han explicado investigadores de Palo Alto Networks.

El ransomware, una ciberamenaza que ha crecido con gran rapidez recientemente, encripta datos de las máquinas infectadas y luego pide a los usuarios que paguen un rescate (ransom, en inglés) en monedas digitales de difícil rastreo para obtener una clave electrónica que les permite recuperarlos.

Expertos en seguridad estiman que los rescates totalizan cientos de millones de dólares al año. Los ataques suelen estar dirigidos a usuarios del sistema operativo Windows de Microsoft .

Primer ataque con éxito

El director de Amenazas Inteligentes de Palo Alto, Ryan Olson, ha asegurado que el malware KeRanger, que apareció este viernes, es el primer ransomware que ataca a las computadoras Mac de Apple con éxito.

Los hackers infectaron las Macs a través de una copia contaminada de un popular programa conocido como Transmission, que es usado para transferir datos a través de BitTorrent, según esta empresa experta en seguridad informática. La infección se produjo una vez descargada la nueva versión de este software. 

Encriptación de archivos

Desde Apple se ha informado que la compañía ha tomado medidas durante el fin de semana para evitar más infecciones, inutilizando un certificado digital que permitía que el virus se instalase en los Macs. Transmission respondió a su vez retirando la versión maliciosa del software de su web.

Los investigadores de Palo Alto explican que KeRanger está programado para permanecer inactivos tres días después de infectar el equipo, para conectarse luego al servidor del atacante y comenzar a encriptar archivos. Cuando la encriptación se ha completado, KeRanger exige un rescate de un bitcoin, equivalente a unos 400 dólares.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad