Si bebes, no conduzcas: Un sensor detecta si el conductor ha bebido demasiado y apaga el vehículo

stop

El sistema mide las moléculas de alcohol en el aliente para saber si existe una nivel superior al permitido

Nuevo sensor que detecta cuando el conductor va ebrio

en Barcelona, 08 de junio de 2015 (12:53 CET)

Si bebes, no conduzcas. Es una teoría que conoce la mayoría de conductores, pero que no siempre se cumple. Por ello, se ha desarrollado un nuevo sistema basado en un sensor que detecta si el conductor ha bebido demasiado para automáticamente después apagar el vehículo y bloquear su uso.

Se trata de medir las moléculas de alcohol en el aliento para poder determinar si la persona que conduce muestra una concentración superior a la permitida.

El Sistema de Detección de Alcohol en Conductores para su Seguridad (DADSS, por sus siglas en inglés) ha publicado un vídeo en YouTube en el que se muestra este innovador avance. El nuevo sistema cuenta, además, con un sensor táctil que utiliza la espectroscopia de infrarrojo para detectar el nivel de alcohol en sangre. Si el resultado es positivo, se inhabilita el coche.

Estos avances podrían reducir los accidentes que se producen por el consumo excesivo de alcohol. Sólo en EEUU el 31% de los accidentes ocurren por esta razón. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad