Telegram corta el canal de comunicación preferido del ISIS

stop

La app de mensajería cierra decenas de cuentas relacionadas con el grupo terrorista, que había utilizado este sistema para difundir propaganda y establecer vínculos entre sus miembros

Abdelhamid Abaud, supuesto cabecilla del 13N en París / EFE

en Barcelona, 19 de noviembre de 2015 (10:06 CET)

La aplicación de mensajería instantánea Telegram ha reaccionado ante las acusaciones que la vinculaban con el ISIS o Estado Islámico. Y lo ha hecho de manera drástica, bloqueando 78 canales de conversación en 12 idiomas diferentes, según ha anunciado la compañía en un comunicado. Diversos expertos habían confirmado que esta app, alternativa para miles de usuarios de la popularísima Whatsapp, propiedad de Facebook, servía a los seguidores y militantes del grupo terrorista para difundir propaganda y comunicarse entre ellos.

El bloqueo de estas cuentas ha tenido un reflejo inmediato en la red social. Un usuario vinculado al ISIS habló directamente de la "guerra" abierta contra el Estado Islámico. "Tened cuidado, a partir de ahora nada es seguro (...), pueden hacerse con nuestra información". 

Conversaciones secretas

Telegram tiene una serie de características que la convierten en un sistema de mensajería más seguro y rápido que Whatsapp. Para empezar, cuenta con dos capas de cifrado que dificultan la interceptación de mensajes privados por terceros. Además, permite crear conversaciones grupales de hasta 200 miembros, una opción ideal para la difusión de información al instante entre un gran número de personas.

Igualmente, Telegram permite crear conversaciones secretas --según las califica la propia compañía-- en las que es posible incluir mensajes, fotos y vídeos que únicamente pueden ser vistos por las partes implicadas en el chat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad