Model 3, el coche eléctrico estrella de Tesla. Foto: Tesla

Tesla induce a engaño con la seguridad del Model 3

stop

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE UU exige a Tesla no publicitar el Model 3 como el coche "más seguro"

Barcelona, 08 de agosto de 2019 (15:09 CET)

A finales de 2018, para celebrar que la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés) había otorgado la calificación de cinco estrellas por seguridad al Model 3, Tesla afirmó que su coche eléctrico estrella era "el más seguro jamás construido". Esto enfadó sobremanera al órgano regulador, que acusó al fabricante de inducir a engaño a los consumidores.

Tan pronto como Tesla hizo esas aseveraciones, en octubre de 2018, la agencia envió un requerimiento de cese y desista a la compañía de Elon Musk. La NGTSA tildó de "engañosas" las publicaciones de Tesla referentes a la seguridad del coche, y advirtió de que elevaría el asunto a la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) "para investigar si estas declaraciones constituyen hechos o prácticas injustas o engañosas".

Así lo reveló esta semana el portal de transparencia legal Plainsite, que publicó las conversaciones sobre este tema entre el regulador y el fabricante. La agencia defendió que sus rátings "proveen información importante sobre seguridad para ayudar a los consumidores a hacer compras informadas de coches, lo que a su vez ayuda a salvar vidas, prevenir heridas y reducir costes económicos propiciados por accidentes en las carreteras".

La NHTSA acusó a Tesla de irrespetar sus normas en dos ocasiones, y recogió algunas de las declaraciones imprecisas de la compañía para ilustrar las falsedades con las que promociona sus coches como los más seguros alguna vez probados por la agencia. Estas son algunas de las afirmaciones del fabricante que no se apegan a la verdad:

  • "El Model 3 consigue la menor probabilidad de heridas de cualquier vehículo alguna vez testado por la NHTSA".
  • "Los datos de la agencia demuestran que es menos probable que los ocupantes del Model 3 se lastimen seriamente que en cualquier otro coche".
  • "Cuando un accidente ocurre en la vida real, los resultados de estas pruebas muestran que si estás conduciendo un Tesla tienes la mayor probabilidad de evitar heridas serias".

La publicidad problemática de Tesla genera tensión

Es difícil poner en cuestión la seguridad del Model 3, así como de otros coches de Tesla con calificación de cinco estrellas como los Model X y S. La ingeniería de las plantas de Musk es irrefutable, y el Model 3 es sin duda uno de los vehículos más seguros del mercado. Pero el engaño que se refirió la NHTSA está vinculado a la forma de publicitar los datos por parte del fabricante, que se antoja problemática.

Como explica GBR, la agencia acusó a Tesla de interpretar incorrectamente los datos y resultados de sus pruebas, de forma que publicó conclusiones que finalmente engañaron, o podían engañar, a los consumidores. El regulador destacó que su función es otorgar calificaciones de seguridad de los vehículos, no ofrecer comparaciones sobre la probabilidad de lesiones con respecto a otros coches en el mercado.

"Los datos de pruebas frontales no pueden determinar si a un Model 3 le iría mejor en una colisión frontal en el mundo real que, por ejemplo, a un SUV significativamente más pesado", explicó el órgano. Decir que el sedan de Tesla tiene menos probabilidad de heridas es "malentender los datos de seguridad, intentar engañar al público, o ambas", afeó, antes de demandar que Tesla retirara estas afirmaciones.

No obstante, el blog y los tuits de Tesla al respecto siguen publicados, intactos, en internet. Ni la empresa ni la FTC se han referido al caso hasta el momento. En octubre pasado, el fabricante aseguró sus declaraciones se respaldan con "datos públicos sólidos" y que no "contraviene las pautas de la NHTSA". Y las discrepacias con la agencia no se hicieron públicas hasta ahora.

En febrero pasado, Consumer Reports también dudó de la fiabilidad de Tesla. La Unión de Consumidores de EE UU retiró el Model 3 de su lista de coches recomendados debido a las quejas por problemas con la pintura, la tapicería, las lunas y también con la pantalla táctil y el ordenador de a bordo. "Su fiabilidad no es consistente, lo que afecta a su recomendabilidad", afirmó Consumer Reports.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad