Un concesionario de Tesla en Fráncfort (Alemania). Foto: EFE/MA
stop

Las ventas del coche estrella de Elon Musk llevan a Tesla a mostrar beneficios por segundo trimestre consecutivo

Barcelona, 31 de enero de 2019 (18:29 CET)

Podría decirse que el Model 3 está salvando a Tesla. El fabricante registró beneficios por segundo trimestre consecutivo a finales de 2018, al ganar 139,5 millones de dólares (unos 121 millones de euros). Entre julio y septiembre ya había ganado 311,5 millones de dólares (unos 271 millones de euros).

Este exitoso segundo semestre de 2018 ayudó al hijo predilecto de Elon Musk a reducir las pérdidas en un 50%, hasta los 976 millones de dólares (poco menos de 850 millones de euros). Entre lo uno y lo otro, el balance empujó al director general de Tesla a calificar el año 2018 como "el más difícil pero también el más exitoso de la historia de la compañía".

No obstante, esa deuda vence dentro de unas semanas y, a menos que las acciones de Tesla progresen sorpresivamente en los próximos días, la compañía necesitará mejorar sus resultados con reducciones de costes, mejoras en la producción y un incremento de las ventas.

La nueva SUV de Tesla llegará en 2020

La reducción de costes ya dio inicio, con una purga del 7% de la plantilla. Ello también ayudará a mejorar la producción, y este año el Model 3 seguirá soportando todo el peso de la presión por las ventas. Pero, al mismo tiempo, Tesla prepara máquinas para fabricar el nuevo Model Y, que saldrá a la venta a finales de 2020.

El Model Y será el SUV de Tesla y, según una carta de Musk, la producción comenzará este año y muy probablemente se iniciará en la Gigafactory 1, en Nevada, una planta que se sospechaba que sería solo para fabricar baterías pero que también servirá para fabricar coches.

Musk avanza en la misiva que el Model Y compartirá hasta el 75% de los componentes del Model 3, por lo que se mejorarán los tiempos de ensamblaje, fabricación y gestión. Todo apunta a que Tesla finalmente conseguirá un ritmo de producción decente y que no tendrá que reconocer tantos retrasos en el futuro.

El Model Y podría tener un precio de 40.000 dólares (poco menos de 35.000 euros), mas la compañía no ha revelado aún todos los detalles oficiales.

El Model 3 aupa a Tesla

Tesla no esconde su alegría por los resultados de 2018 y se deja llevar por la emoción de augurar un futuro maravilloso. La firma informó de unos ingresos de 21.461.268 millones de dólares en 2018, un incremento del 82,5% respecto a 2017 (18.511.983 del sector del automóvil, 1.555.244 de almacenaje, y 1.391.041 de servicios).

Musk señala al Model 3 como el responsable del año exitoso. En el cuarto trimestre, Tesla entregó 63.359 unidades del coche en América del Norte, además de 27.607 unidades del Model S y Model X. En todo el año, las ventas del Model 3 fueron de casi 140.000 unidades.

"A medida que mejoramos el ritmo de producción del Model 3, el coste por vehículo sigue reduciéndose", dijo la empresa, que a su vez adelantó que espera aumentar este año la entrega de vehículos entre un 45% y un 65%, a entre 360.000 y 400.000 unidades.

La demanda será considerable incluso en el escenario de una "recesión global", aseguró Musk. "Estamos esperando que las entregas este año sean alrededor de un 50 % más elevadas que las del último año. Y podría ser mucho más que eso, pero incluso con un periodo económico difícil, ver un crecimiento del 50 % es una locura", agregó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad