Fotografía: Jp Valery en Unsplash

Un vistazo al modo de conducción 'Mad Max' de Tesla

stop

El nuevo modo del piloto automático de Tesla realiza automáticamente adelantamientos y cambios de carril "más agresivos"

Madrid, 02 de octubre de 2018 (11:36 CET)

La versión 9.0 del software de pilotaje automático para los coches de Tesla incorpora el modo de conducción 'Mad Max' anticipado por Elon Musk el pasado mes de junio.

Este nuevo modo de conducción más agresivo toma su nombre de las películas ‘Mad Max: Furia en la carretera’, de George Miller, y según explicó entonces Elon Musk permite al a coche autopiloto realizar maniobras como adelantamientos, incorporaciones o cambios de carril más agresivas porque "es bastante fácil intimidar a un coche autónomo dado que están programados para ceder siempre el paso," explicó el cofundador de Tesla.

Jasper Nuyens, propietario neerlandés de un Tesla, comparte en un par de vídeos sus primeras impresiones con este modo "más agresivo" de autopilotaje, aunque no quedan del todo claras las diferencias entre los diferentes modos debido a la calidad del vídeo y porque apenas hay tráfico durante la prueba, por lo que no parece ser la situación de tráfico 'ideal' para este modo de conducción.

Maniobras "más contundentes"

Se puede ver, sin embargo, cómo el vehículo adelanta automáticamente a un camión además de realizar algunos cambios de carril.

Al realizar esta maniobra surgen algunas dudas sobre el funcionamiento respecto a si el Tesla volvería automáticamente al carril de la derecha después de adelantar, algo que es obligatorio en casi todos los países europeos, ya que en el vídeo es el conductor quien fuerza la vuelta al carril derecho activando el intermitente.

En teoría el modo mejorado de la función para navegar automáticamente realiza por sí mismo los cambios de carril "más contundentes" y también toma automáticamente las salidas y realiza las incorporaciones necesarias para seguir la ruta del navegador.

El propósito que es que el modo automático se adapte a las circunstancias del tráfico y también al modo de conducir de los otros conductores. "Los sistemas de conducción autónomos tendrán que enfrentarse a diferentes niveles de agresividad, lo que a veces hace que sea necesario cambiar de carril rápidamente".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad