Brasil suspende los pagos a través WhatsApp

Apenas una semana después de su estreno, el banco central brasileño interviene para impedir pagos y transferencias de dinero a través de la app

“Mantener un entorno competitivo adecuado asegurando un sistema de pago interoperable, rápido, seguro, transparente, abierto y económico.”

Es el argumento con el que la banca de Brasil ha pedido a Visa y a Mastercard que pongan fin a su participación en el servicio de pagos a través de WhatsApp —propiedad de Facebook— según recogen medios locales e internacionales.

El Banco Central también ha expresado preocupación por cuestiones relacionadas con la privacidad de los usuarios. La entidad ha expresado, en un comunicado, que “no ha tenido la oportunidad de analizar el servicio de pago de WhatsApp antes de su lanzamiento,” según recoge TechCrunch.

Desde WhatsApp aseguran que colaborarán con la entidad para “proporcionar pagos digitales a todos los usuarios de WhatsApp en Brasil empleando un modelo abierto”, y que WhatsApp integrará el proyecto PIX de pagos digitales del banco central “cuando esté disponible,” previsiblemente el próximo mes de noviembre.

WhatsApp incorporó la función de pago online para los usuarios de Brasil —donde cuenta con unos 120 millones— el pasado 15 de junio, hace poco más de una semana.

El sistema que utiliza WhatsApp se basa en Facebook Pay y permite enviar dinero tanto a comercios, para pagar compras, como a otros usuarios, para pagos entre particulares, de forma parecida a como se envían los mensajes a través de WhatsApp.

Para enviar y recibir dinero los usuarios tienen que vincular una tarjeta de crédito o de débito de las redes de Visa y Mastercard con su cuenta de WhatsApp. Por este motivo la petición de la banca brasileña va dirigida a estas entidades emisoras de tarjetas.

En su lanzamiento Whatsapp anunció que el uso del sistema de pago de WhatsApp era gratuito para los compradores, mientras que los vendedores pagarían una comisión que WhatsApp calculó sería “similar” a la que ya pagan por aceptar pagos con tarjeta, y que según TechCrunch es de un 3,99% del valor de la operación.