Las Big Tech se meten en el negocio de los microchips para paliar la crisis de suministro

Apple, Amazon, Facebook o Tesla han decidido incorporarse a la carrera para desarrollar sus propios semiconductores ante la escasez mundial de suministros

Elon Musk Tesla, director general y fundador de Tesla

Algunas de las empresas tecnológicas más importantes han decidido emprenderse en la carrera para desarrollar sus propios semiconductores, tal y como recoge CNBC.

En concreto, Apple, Amazon, Facebook, Tesla o Baidu están alejándose de las compañías tradicionales mientras incorporan a su core ciertos aspectos relacionados con el desarrollo de este componente de forma interna.

Según los expertos consultados por dicho medio, cada vez más empresas quieren chips hechos a medida que se ajusten a los requisitos específicos de sus aplicaciones en lugar de usar los mismos que sus competidores.

Esta decisión les permite tener más control sobre la integración de software y hardware, mejorar el funcionamiento y ser más económicos, al tiempo que los diferencia de su competencia.

Más allá de estas razones, el medio apunta directamente a la actual escasez global. Los expertos señalan que esta situación ha hecho replantearse a las empresas de dónde obtienen sus componentes.

Según explican, la pandemia supuso un gran golpe a estas cadenas de suministro, lo que aceleró los esfuerzos para hacer sus propios chips. En ello influyó también que muchas compañías se sentían limitadas en la innovación al estar fijadas a los plazos de los fabricantes.

Ahora, “apenas pasa un mes” sin que una de las Big Tech anuncie un proyecto para fabricar sus propios chip.

Uno de los más sonados fue a finales de 2020, cuando Apple reveló que se alejaba de Intel para construir su propio procesador, el M1.

Tim Cook, CEO de Apple.

Recientemente, Tesla ha avanzado que está en proceso de construcción de un chip para entrenar redes de inteligencia artificial en centros de datos.

Por su parte, Baidu lanzó el mes pasado un chip de inteligencia artificial que está diseñado para ayudar a los dispositivos a procesar grandes cantidades de datos y aumentar la potencia, enfocado en áreas como la conducción autónoma.

No obstante, hay otras tecnológicas que llevan en secreto su camino hacia la fabricación de sus propios semiconductores.

Según Nikkei, Google se está acercando a la implementación de sus propias CPU para sus portátiles y tablets para hacerlas efectivas a partir de 2023.

Los rumores apuntan que Amazon también está desarrollando su propio chip para reducir su dependencia de Broadcom y que Facebook estaría trabajando en una nueva clase de semiconductores diferente a la existente.

Sin embargo, según precisa la misma fuente, las tecnológicas no están planteándose acaparar todo el proceso de desarrollo del chip por sí mismas, tan solo del diseño, ya que la fabricación es muy costosa.

Los expertos consultados por el medio explican que establecer una fábrica de chips avanzada como la de TSMC en Taiwán cuesta alrededor de 10.000 millones de dólares y lleva varios años.

Noticia original: Business Insider

Autor: Sandra Viñas