Los agricultores valencianos denuncian la entrada masiva en la UE de naranjas y limones ilegales de Turquía y Egipto

La Unió Llauradora i Ramadera pide adoptar "medidas urgentes" ante los "altos niveles" de alertas de estos dos países y sus posibles repercusiones en la salud de los ciudadanos europeos

Una naranja. Foto: Pixabay.

Una naranja. Foto: Pixabay.

Turquía y Egipto han recibido 1.189 alertas por entrar a la Unión Europea (UE) productos hortalizas y frutas con materias activas no autorizadas o por sobrepasar los Límites Máximos de Residuos (LMR) permitidos a lo largo del periodo 2020-2022, tal y como reflejan los datos de un estudio de un estudio elaborado por la Unió Llauradora i Ramadera.

Y es que, en los últimos años las exportaciones hortofrutícolas a la UE procedentes de esos dos países se han incrementado. Mientras que las exportaciones de Turquía se situaron en los 30,6 millones de kilos en 2021, en el caso de Egipto ascendieron hasta los 89 millones de kilos. Por ello, la facturación económica de los dos países alcanzó los 245 millones de euros y los 81 millones de euros, respectivamente.

Turquía recibe más de 1.000 alertas

Si se pone el foco en las alertas dirigidas a Turquía, se pone de manifiesto que ha recibido 1.072 en los últimos tres años por la entrada de productos con materias no autorizadas o por superar los LMR autorizados. Si bien en 2020 obtuvo 267, se dispararon hasta las 424 en 2021, tal y como denuncia la organización de agricultores.

Según destaca la Unió, tras las presiones de distintas organizaciones, las inspecciones en los envíos de limones, naranjas y mandarinas se elevaron hasta el 20%. Un porcentaje que ahora escalará hasta el 30%, después de que en enero haya entrado en vigor una nueva modificación de la normativa comunitaria por la que se aumenta el porcentaje de control para limones y pomelos.

Pomelos. Foto: Pixabay.

En el caso de Egipto, obtuvo 13 alertas en 2020 y, posteriormente, 60 en 2021. Esta subida provocó que la UE incrementara hasta el 20% los controles en naranjas y pimientos, indica la organización. Pues, tras una posible contaminación de residuos plaguicidas en las naranjas advirtió acerca de nuevos riesgos para la salud humana. En este contexto, también hizo hincapié en la importancia de intensificar los controles oficiales en las entradas de las mercancías procedentes del país africano.

La Unió pide adoptar «medidas urgentes»

Con todo, la Unió ha pedido a la Comisión Europea la adopción de medidas urgentes en un informe remitido al ministro de Agricultura, Luis Planas, y a la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la UE (DG Sante). Pues, a su juicio, las importaciones procedentes de estos dos países, con altos niveles de alertas, pueden repercutir de forma negativa en la salud de los ciudadanos europeos.

Precisamente, una de las medidas demanda un aumento al 30% del control de identidad y físicos para las mandarinas procedentes de Turquía y las naranjas de Egipto y que se amplíen las medidas de control durante un periodo de un año en lugar de los seis meses actuales.

Otra petición pasa porque si durante cualquiera de los meses de ese periodo se observa un incremento del 5% de las alertas en algún producto, se cierren automáticamente las importaciones turcas o egipcias de los productos agrícolas con restos de pesticidas no autorizados en la UE o que superen los LMR establecidos.

La organización agrícola también ha emplazado a la Comisión Europea a que los países con los que firma acuerdos comerciales asuman un compromiso en la reducción de uso de fitosanitarios o pesticidas y a acelerar los trabajos para implantar las cláusulas espejo en el marco de la Estrategia de la Granja a la mesa.

“Hay que alinear las relaciones comerciales de la UE a las normas de producción europeas», ha aseverado el secretario general de la Unió, Carles Peris. Así, ha considerado «fundamental» que en un «contexto de encarecimiento de los costes de producción» se comience a exigir a los «productos importados de países terceros los mismos requisitos fitosanitarios, ambientales, de seguridad y éticos que están regulados para las producciones europeas”.

Avatar
Ahora en portada