Guerra abierta entre el Consell y Ribera Salud por la gestión del Hospital de Denia

La Conselleria de Sanidad ha remitido a Competencia la Ley de Salud para echar por tierra el acuerdo de Ribera con DKV que da a la empresa privada el control total del hospital

La consellera de Sanidad Ana Barceló. Foto: EFE/Archivo

El acuerdo de Ribera Salud con DKV le convierte en dueña del 100% de la empresa gestora del Hospital de Denia. Sin embargo, la Conselleria de Sanidad, dirigida por Ana Barceló, ha remitido a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CMNV), el contenido de la Ley de Salud de la Comunidad Valenciana que establece limitaciones que afectarían a esta operación.

«Se aplicará la legalidad. Y si la Ley de Salud dice que nadie puede ostentar más de un 40%, se tendrá que cumplir«, ha subrayado la consellera Barceló. El grupo Ribera, que actualmente controla el 35% del accionariado de Marina Salud, ha pactado con DKV hacerse con su 65% para poder controlar así la totalidad de la gestión del hospital y el departamento de salud.

Por ello, la Consellera de Sanidad ha avisado a la CMNV de esta prohibición para que tenga en cuenta que antes de que emita un informe sobre la operación ya que Ribera ya controla los hospitales públicos Elx-Crevillent y el Hospital de Torrevieja, en este caso solo hasta el 15 de octubre, fecha en que expira la concesión.

No hay un documento oficial sobre esta compraventa formalmente

La operación que pretende el Grupo Ribera con DKV esta limitada por la Ley de 2014 que establece que, para garantizar la libertad de competencia y evitar posiciones de dominio, «es necesario establecer limitaciones en la ostentación y, por tanto, adquisición de títulos».

Por consiguiente, tener una concesión con el 100% del accionariado impide estar presente en otra con un porcentaje superior al 40% de las acciones. Por lo tanto la Conselleria de Sanidad ha remitido a Competencia la Ley de Salud de la Comunidad Valenciana ante este acuerdo, a pesar de que, según ha comunicado Barceló, no se ha remitido «ningún documento oficial sobre esta compraventa formalmente».

Al no tener ningún documento oficial sobre esta compraventa formalmente, Sanidad «no puede hacer más y debemos esperar a que entre el acuerdo por registro para poder solicitar un informe sobre su legalidad a la Abogacía de la Generalitat«, ha aclarado la consellera.

Asimismo, Ana Barceló asegura se enteró del acuerdo por la prensa y, ha argumentado que hasta que no se registre un documento oficial del acuerdo la administración «no puede pronunciarse de ninguna forma ni ponerse en marcha para que se cumpla la ley más allá de la advertencia a la CMNV». Pero, en cualquier caso, ha insistido en que «aplicara la legalidad».