Bonig afirma que su relación con la dirección del partido está «fantásticamente bien»

La presidenta del PPCV no ha querido ampliar mucho más sus declaraciones hasta que no se convoque el congreso regional

8013251697001

Bonig es presidenta del PP valenciano desde hace seis años. Foto: EFE/Manuel Bruque

Tras los rumores de ciertas tensiones entre la presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, y la dirección nacional del mismo, este jueves la política ha declarado que la relación está «fantásticamente bien».

Aun así, no ha querido alargar su encuentro con los medios, previo a la celebración del pleno de Les Corts, hasta que no se celebre el congreso del PPCV. «El resto que hablen y digan lo que quieran», ha zanjado.

Esto se ha producido tras el silencio del líder nacional del partido, Pablo Casado, sobre la posible sustitución de Bonig por el presidente del PP de Alicante, Carlos Mazón. Casado, simplemente señaló: «No hay ningún congreso convocado».

Bonig ha hecho hincapié en que, «como dijo el presidente» Casado, «por lo menos» ella no va a pronunciarse hasta que haya fecha para el cónclave autonómico. «Por lo tanto, yo no pienso hablar; ya está, no pasa nada», ha aseverado.

Bonig: «Después de todo lo que ha pasado el PP, esto se lleva muy bien»

«Yo no me escondo», ha enfatizado subrayando que este miércoles estuvo en Les Corts manteniendo reuniones mientras se celebraba la primera sesión del pleno. Y ha apostillado: «Después de todo lo que ha pasado el PP, esto se lleva muy bien».

La ‘popular’ lidera el partido desde julio de 2015, mientras Mazón es presidente de la Diputación de Alicante y su nombre se baraja como posible candidato. El PP ahora está inmerso en los congresos provinciales, que finalizarán este verano, y después se empezarán a celebrar los regionales.

En los últimos meses, Bonig no ha ocultado su intención de repetir al frente del PP valenciano. La semana pasada, tras el anuncio del alcalde de Ayora (Valencia), José Vicente Anaya, de postularse como candidato, aseguró que lo veía «muy bien» y que valora a la gente que va «con la cara por delante y con determinación».

Así, afirmó que Anaya tenía todo «su respeto y admiración» y lo calificó de «leal«, señalando que el PP es un partido «abierto y libre» y con primarias en los estatutos. Según dijo, le parecía fenomenal que «todo el mundo que quiera dar un paso adelante lo dé».