Bonig insta al Consell a invertir en el sector automovilístico

La líder del PPCV ha señalado que tanto la GVA como el Gobierno de España deben actuar para reactivar esta industria

8013213606001

Bonig ha indicado que una de las claves es que la GVA proporcione ayudas de hasta 800.000 euros a las empresas. Fuente: EFE/Kai Försterling

El sector automovilístico tiene un gran peso sobre la economía de España y de la Comunitat Valenciana. La fábrica de Ford en la localidad de Almussafes, que tiene alrededor de 7.000 empleados, ha anunciado para este año un ERE que afectará a 630 empleados.

La inestabilidad de la industria por la reconversión de los vehículos y los efectos de la pandemia está causando cierta incertidumbre sobre la permanencia de la marca estadounidense en la CV.

Este viernes, la presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, ha propuesto un plan de choque para el sector del motor. Este exige la implicación tanto de la Generalitat como del Gobierno de España con la creación de una mesa sectorial. El objetivo, «volver a los niveles de inversión de 2019 y una inversión de hasta los 800.000 euros por empresa».

En la mañana de este viernes, la popular se ha reunido con representantes del sector automovilístico, tras la cual ha anunciado una iniciativa que contempla diferentes propuestas para «revitalizarlo«, ha informado el partido en un comunicado.

La creación de la mesa sectorial supondría un órgano consultivo para el Consell, con tal de diseñar el marco jurídico, económico y social, para favorecer la fidelización en la permanencia de la industria en la CV y atraiga a su vez inversión extranjera.

Respecto a la vuelta a los niveles de inversión en el sector de 2019, Bonig aboga por la condicionalidad de que los sobrantes económicos de las líneas de ayudas dirigidas al sector, en caso de haberlos, sean redistribuidos entre el resto de las líneas exclusivas del mismo

Y, en cuanto al plan de rescate sectorial, la presidenta ha indicado que se podría ayudar a cada empresa con ayudas de hasta 800.000 euros en el marco legal de las ayudas temporales de estado por motivo de la pandemia y el impulso de un proyecto tractor europeo.

Según Bonig, el sector automovilístico aporta cerca del 13% al PIB industrial, emplea a cerca de 29.000 personas directas y en 2019 facturó 14.000 millones de euros

Bonig ha recordado que el sector de la automoción de la Comunitat Valenciana es una industria competitiva y con altos niveles de excelencia, su aportación al PIB industrial se acerca al 13% y emplea a cerca de 29.000 personas directas, alcanzando un nivel de facturación en 2019 de 14.000 millones de euros.

Por ello, la Comunitat Valenciana «puede y debe» apostar de forma «contundente por la industria del automóvil y toda su industria auxiliar». «La mayor ventaja competitiva de nuestra industria está basada en las sinergias colaborativas en proximidad: el cluster«, ha señalado.

Asimismo, la líder ha subrayado que el riesgo no solo se puede producir en Ford Almussafes, sino también en Pilkington en Sagunto, que fabrica automóviles de marcas como Seat/Volwswagen, Mercedes o Peugot, entre otros.