El Consell compra 24 pisos a Caixabank por 1,6 millones de euros

El gobierno regional amplía el parque público de vivienda con fondos autonómicos y del Estado

03362bd3 8056 4d87 9094 320280f983ec 16 9 discover aspect ratio default 0

El Consell ya compró cerca de 400 viviendas el año pasado. Foto: EFE/Kai Försterling.

En los dos primeros años de esta legislatura, la Generalitat adquirió 372 viviendas por 18,5 millones de euros para convertirlas en pisos sociales. La Conselleria de Vivienda amplió de esta forma el parque público, que ya contaba con 15.000 inmuebles. Este jueves ha sumado 24 pisos de Caixabank que el Consell ha adquirido.

Esta adquisición entra dentro del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 para ampliar el parque público de la Comunitat Valenciana.

El conseller de Vivienda y vicepresidente segundo ha firmado este jueves ante notario la compra que ha supuesto 1,6 millones de euros: el 52% se realiza con cargo a fondos de la Generalitat y el 48% con cargo a fondos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

«Se trata de una posibilidad que llegó en abril de 2020, en plena pandemia, en un momento en el que se visibilizó la urgente necesidad de ampliar los recursos habitacionales de las administraciones públicas.

«Sin dudarlo ni un instante suscribimos el acuerdo pensando en las necesidades de las familias valencianas con escasos recursos», ha explicado Dalmau. «Para el gobierno del Botànic es una prioridad garantizar un hogar digno a las personas», ha remarcado.

«Para el gobierno del Botànic es una prioridad garantizar un hogar digno a las personas»

Por provincias, de las 24 viviendas adquiridas, nueve se localizan en la provincia de Alicante por un importe total de adquisición de 507.240 euros; 12 en la provincia de Castellón, por un importe de 787.319 euros, y tres en la provincia de Valencia, por un importe de 279.487 euros.

Las viviendas, cuyo precio medio es 65.000 euros, serán ahora adscritas a la Entidad Valenciana de la Vivienda y Suelo (EVha) para su gestión en régimen de alquiler público y adjudicación a familias que más lo necesiten.

Por municipios, en la provincia de Alicante se han adquirido tres en Almoradí; una en Aspe; dos en Elda; una en Orihuela; una en Santa Pola, y una más en Torrevieja. En la provincia de Castellón, se han adquirido tres viviendas en Moncofa; una en Benicarló; tres en Nules; cuatro en Onda, y una en Vila-Real. Por último, en la provincia de Valencia, se ha adquirido una en Paterna; una en Oliva, y una en Algemesí.

Durante la pandemia se impulsó la adquisición de viviendas

En la primera legislatura, esta Conselleria se centró en conceder ayudas a la vivienda pese a que ya se había marcado el objetivo de ampliar el parque público, que se había visto enormemente reducido durante los últimos años con la aplicación de unos planes de vivienda que permitían el alquiler con opción a compra de viviendas sociales.

Así, se vendieron alrededor de 10.000 pisos. Fue durante la pandemia cuando el Consell decidió impulsar este plan mediante los derechos de tanteo y retracto, la compra directa y los concursos de vivienda.