La empresa que instaló los hospitales de campaña ataca a la Generalitat

El CEO de Grupo Hispano Vema, José Navarro, defiende la calidad de sus instalaciones tras producirse quejas de los pacientes

ed7a5999aba17b246661c74b09841d70594ce6c2w 1

El hospital de campaña de La Fe tuvo que ser desalojado el pasado domingo por las quejas de algunos de los 20 pacientes que se encontraban dentro del mismo. Este hecho ha provocado fuertes críticas hacia la Generalitat por parte de la ciudadanía y la oposición.

El Consell argumentaba esta decisión alegando cuestiones «de confort». De hecho, el ‘president’ de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha justificado que donde se encuentran los otros dos hospitales de campaña, en Alicante y Castellón,  «están funcionando bien y han funcionado para lo necesario».

El CEO de Grupo Hispano Vema, José Navarro, ha hablado con Economía Digital sobre estos hechos y ha declarado que las instalaciones están hechas con materiales «de primera calidad». «Los pacientes saben dónde van, a un hospital para estar cinco días», así ha respondido a las quejas de los enfermos por el frío y el ruido.

El empresario ha puesto de ejemplo unas instalaciones que ha construido la misma empresa en Alcañiz, señalando que en esa localidad han tenido que superar un fenómeno meteorológico más fuerte y «están intactas». Sobre las justificaciones del traslado que ha dado el Consell ha indicado: «La consejera de Sanidad no ha sabido expresar para qué están hechos esos hospitales».

«La queja habrá sido de un paciente», indicaba. «Si no les gustan las condiciones, haberse quedado en casa y no haber cogido el virus», añadía.

El Consell debe más del 50%

El Consell también ha sido criticado por el coste de los hospitales de campaña, que en marzo eran de 4,8 millones y finalmente, han sido de 15,4 millones de euros (IVA incluido) con el equipamiento sanitario incluido. Navarro ha dicho al respecto que no se trata de un sobrecoste, sino que la Generalitat decidió ampliar la superficie para que hubiese más espacio entre pacientes y construir un sobresuelo para evitar posibles inundaciones y aislarlo.

Además, señalaba que durante todo este periodo los centros han sido climatizados para las bajas temperaturas. Sobre el pago completo de este proyecto ha respondido que «por desgracia» el Consell no le ha pagado su totalidad. En concreto, deben el 55%, es decir, 8,6 millones de euros.

Según él mismo, estos recursos «son reutilizables». Aseguraba de que se trata de una inversión muy buena , porque «cuando acabe la pandemia podrán trasladarlos a cualquier localidad».

Los hospitales de campaña

Los tres hospitales de campaña fueron construidos en Alicante, Castellón y Valencia en marzo, con tal de prevenir un posible desborde de los servicios sanitarios. Casi un año después se les ha dado uso a unas infraestructuras cuyo coste inicial se disparó un 52% en septiembre, concretamente, pasó de 4,8 millones de euros a 7,3 millones.

El lunes pasado, el de Valencia y Alicante recibían sus primeros pacientes, así lo anunciaba la Generalitat Valenciana:

Estos centros acogen a personas mayores de 18 años, con un resultado positivo en la prueba PCR, no dependientes, deben haber estado previamente ingresados en fase aguda de la enfermedad y que en el momento del traslado, los síntomas estén disminuyendo.

Hasta su apertura -provocada por el estrés hospitalario-, estos puntos se usaban para realizar pruebas PCR, administrar la vacuna e instalar a migrantes en cuarentena. El pasado lunes, se comunicó que el centro de Valencia contaba con 80 camas, que podían ser ampliadas gasta las 242.