Mazón, patronal y sindicatos centran el diálogo social en Ford, cerámica y chips

El objetivo es que en septiembre ya se estén tomando decisiones sobre el futuro de la factoría de Ford Almussafes

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Los grandes temas que el gobierno valenciano, la patronal CEV y los sindicatos UGT y Comisiones Obreras han pactado con elementos más relevantes son Ford, cerámica y la industria de los chips. Tras poner de manifiesto en la primera reunión la voluntad de diálogo de las tres partes y de centrar el segundo encuentro en la conjura por la financiación, la tercera reunión celebrada esta semana empezó a bajar a los asuntos centrales del diálogo social.

La reunión sirvió para sentar las bases y fijar los objetivos principales. «Las tres principales mesas que se van a crear son de Ford, cerámica y chips», explican fuentes presentes en la reunión. De momento, las tres patas del diálogo social (gobierno autonómico, patronal y sindicatos) no han entrado en materias de problemas específicos pero, aunque se ha asegurado que existirá la suficiente flexibilidad para abordar los problemas que vayan surgiendo durante la legislatura, sí que se han establecido cuáles serán las grandes temáticas.

Ford será una de ellas. El optimismo de todas las partes es notable aunque existe el convencimiento de que la situación en los próximos meses va a mejorar notablemente y va a empeorar notablemente. El punto crítico, situado en junio, es el esperado anuncio definitivo por parte de Ford de cuándo y con qué intensidad llegarán los nuevos modelos híbridos que se fabricarán en Almussafes.

El calendario es crítico ya que permite, en un primer análisis, valorar si el mecanismo Red de los ERTE que se puede extender hasta dos años tiene sentido o no. A grosso modo, la llegada de vehículos hasta 2027 tendría esta alternativa como opción encima de la mesa mientras que retrasos en los nuevos modelos con calendarios en 2028 o más tarde (lo que implica cambio de legislatura) implicaría la necesidad de estudiar otras alternativas.

El calendario de producción futura de Ford, además, dimensionará las necesidades a corto plazo de la factoría de Almussafes, que tiene que reajustar de manera definitiva mientras aplica un ERTE de hasta 2.300 personas sobre 4.800 de plantilla. La mesa del diálogo social, según las fuentes consultadas, quiere tener medidas activas sobre Ford en septiembre, lo que implica necesariamente la puesta en marca de la mesa específica antes del verano.

Mismos plazos tiene la cerámica, aunque con una evolución distinta. La crisis ha arreciado entre las azulejeras especialmente desde la guerra de Ucrania mientras que los arduos problemas energéticos se han virado en problemas con competidores low cost, especialmente, procedentes de India.

En estos dos campos, el objetivo es gestionar los problemas mientras que en la reunión se abordó la necesidad de focalizar esfuerzos en aprovechar las oportunidades. «Los chips es un sector que tiene muchas posibilidades», se aseveró en la reunión, que también acordó la creación de una mesa específica de este sector que aprovechara la ventaja competitiva que tiene Valencia para ser polo de atracción de inversiones del sector.

El president de la Generalitat, Carlos Mazón, destacó tras la reunión que en esta legislatura “vamos a reforzar la acción de la Mesa de Diálogo Social para, desde el rigor y la pluralidad, defender los intereses comunes de la Comunitat Valenciana y aunar esfuerzos para mejorar la actividad económica y social de nuestra ciudadanía”.

Así, el jefe del Consell puso en valor “la voluntad de diálogo constante y constructivo de este Consell con los agentes sociales para avanzar en temas estratégicos y prioritarios para la Comunitat Valenciana”.

En la Mesa de Diálogo Social de la Comunitat Valenciana forman parte, además de la Generalitat, la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) y los sindicatos UGT PV y CCOO PV. 

En este encuentro, además del jefe del Consell, participaron el vicepresidente primero y Conseller de Cultura y Deporte, Vicente Barrera, la vicepresidenta segunda y Consellera de Servicios Sociales, Igualdad y Vivienda, Susana Camarero, la consellera de Hacienda, Economía y Administración Pública, Ruth Merino, la consellera de Innovación, Industria, Comercio y Turismo, Nuria Montes, el presidente de la CEV, Salvador Navarro, la secretaria general de CCOO-PV, Ana García, y el secretario general de UGT, Ismael Sáez, entre otros representantes de la patronal y los mencionados sindicatos.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp