La Comunidad cierra 50 carreteras por la nieve

La borrasca Filomena cubre de nieve las carreteras de la Comunidad Valenciana: 50 han tenido que cerrarse y en 87 es necesario el uso de cadenas

Un quitanieves esparce sal en la A-3 a su paso por Requena./ EFE

Un quitanieves esparce sal en la A-3 a su paso por Requena./ EFE

La borrasca Filomena cubre de nieve a España. Y, aunque el paisaje que deja es bonito e inédito en la mayor parte de las ciudades, las consecuencias de movilidad que deja son graves. La Comunidad Valenciana se ha visto obligada a cerrar 50 carreteras por el temporal, mientras que en otras 87 vías es necesario el uso de cadenas, según la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad.

Así, están cerradas la CV-12 entre La Torreta y Morella; la CV-120, entre Forcall y Mirambell por la Mata; la CV-121, entre Mirambell y Bordón por Olocau del Rey; la CV-124, entre Forcall y Ares del Maestrat; la CV-125, entre Molí dels Capellans y Portell de Morella; la CV-14, entre Morella y Zorita; la CV-15; la CV-166, en el tramo entre Benassal y la CV-15; la CV-169, entre Cabrera y Coll de Vidre.

También la CV-170, entre Atzeneta del Maestrat y Vistabella; la CV-171, entre Atzeneta del Maestrat y Xodos; la CV-173, entre la Pobla del Ballestar y Mosquerola; la CV-194, entre Fanzara y Castillo de Vinamalefa; la CV-195, entre Jérica y Zucaina; la CV-198, entre Toga y Argelita; la CV-199; la CV-20 y la CV-200 entre Segorbe y Ain, en el tramo entre esta última y Almedíjar.

Y continúa la lista de carreteras cortadas a la circulación: la CV-204 en el acceso a La Giraba; la CV-205 en el acceso a Fuentes de Ayódar; la CV-213, entre Navajas y Algímia de Almonacid; la CV-215, entre Alcúdia de Veo y Segorbe; la CV-219, entre Chóvar y Eslida; la CV-223, entre Eslida y Tales; la CV-235, entre Viver y Sacañet; la CV-241, entre Sacañet y Canales; la CV-245, en Altura.

Nueve carreteras suman incidencias

Se suman también la CV-25 entre L.P. Castelló y Altira; la CV-334 en el acceso al Garbí; la CV-346 entre Chelva y Ahillas; la CV-35 entre Chelva y Aras de los Olmos; la CV-363, entre Losilla de Aras y Ademuz; la CV-388 en el acceso a Siete Aguas; la CV-390, entre Utiel y Tuéjar; CV-391, entre Requena y El Remedio por Villar de los Olmos; la CV-425, entre Ventas de Buñol y la N-330, o la CV-426, entre Fuente Señorita y Collado Umán.

Finalmente, tampoco se puede circular por la CV-428, entre la CV-425 y Cortes de Pallás; la CV-429, entre Macastre y La Portera; la CV-434 en un tramo de la carretera de la Forata; la CV-580, en Anna en el tramo final a la altura de Dos Aguas; la CV-584, entre Enguera y Benalí; la CV-589, entre Moixent y la CV-590 por Navalón; la CV-651 entre Moixent y Aielo de Malferit; la CV-657, entre Fontanars y Beneixama; la CV-665, entre Ontinyent y la CV-651; la CV-794, entre Bocairent y Alcoi por la Serra Mariola; la CV-797, entre Alcoi y Font Roja; N-232, entre Vallibona y Morella, y la N-III, en el tramo entre Villagordo del Cabriel y Caudete de las Fuentes.

Además, de ser necesario el uso de cadenas en 98 vías, otras 31 carreteras están condicionadas y nueve tienen incidencias, entre ellas la A-3, la A-23, la A-31, A-35 y A-7.