Valencia garantiza las Fallas pero admite dificultades logísticas

El alcalde de la ciudad ha señalado que se encuentra "muy tranquilo" ante la celebración de las fiestas patronales

1423364150

Todo parece apuntar a que del próximo 1 al 5 de septiembre se van a celebrar las Fallas de Valencia. Tras el planteamiento del Ayuntamiento y la Junta Central Fallera de celebrar en estas fechas la fiesta patronal, los máximos representantes de cada comisión lo ratificaron.

El siguiente paso es preparar los protocolos para llevar a cabo las distintas actividades, aunque el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ya ha anunciado que las Fallas no van a celebrarse como los valencianos están acostumbrados.

Este jueves, el alcalde del Ayuntamiento de Valencia, Joan Ribó, ha dicho que está «muy tranquilo» ante este anuncio y ha señalado que lo importante ahora es la logística para trasladar las fallas.

Ribó: «No ha habido ningún elemento de contagio, directo o indirectamente como consecuencia de ninguna actividad fallera»

«Ahora es la faena que nos queda», ha indicado. El edil ha asegurado que se realizarán las fiestas «entre todos» y que lo harán «bien».

También ha aprovechado para agradecer al mundo fallero «por su comportamiento ejemplar», ya que «no ha habido ningún elemento de contagio, directo o indirectamente como consecuencia de ninguna actividad fallera». Así, ha pedido que a los casales se les permita «trabajar lo más rápido posible».

Este miércoles, el alcalde asistía por primera vez a una asamblea fallera acompañado del concejal de Cultura Festiva, Carlos Galiana. «Salí muy contento de la asamblea de presidentes, fue terriblemente positiva», ha afirmado.

Muchos falleros se mostraron indignados ante el aviso que recibieron de la Junta Central Fallera, por el que si no retiraban las fallas de la Feria de Valencia en septiembre tendrían que devolver más del 60% de la subvención.

Algo, que según los mismos significaba forzar el voto al «sí» para que se realicen en cuatro meses. Esto también significa que aunque no se den las condiciones cada comisión tendrá que hacerse cargo de los monumentos.

Los ‘ninots’ llevan alrededor de un año y dos meses en el recinto ferial de Valencia, donde se decidió guardarlos ante la cancelación de la festividad por el coronavirus en 2020. Desde la Guerra Civil no se cancelaban las Fallas.

El 10 de marzo a las 14.00 como todos los años, los valencianos y turistas asistían a una ‘mascletà‘ sin saber que unas horas después, el ‘president’ iba a aplazarlas. Sin embargo, tras más de un año, debido a la pandemia, aún no se han dado las condiciones para poder realizarlas.