Catering Serunión factura 328 millones y dobla beneficios

en Barcelona, 10 de junio de 2015 (20:35 CET)

Marchan satisfactoriamente las actividades del grupo Serunión, especializado en catering para escuelas, empresas, hospitales, asilos y otros centros colectivos, en los que atiende cada día a 400.000 personas.

El pasado ejercicio, las ventas de la compañía subieron de 311 a 328 millones de euros y el flujo de caja ascendió de 11,9 a 16,6 millones. La cuenta de resultados se cerró con un fuerte incremento del beneficio, que se dobló hasta los 10,7 millones. Al igual que en años anteriores, el saldo se destinó a retribución de su accionista, el grupo francés Elior, tercero del sector europeo de suministro a colectividades.

Serunión está presidida por Antonio Llorens Tubau. Cuenta en España con una red de 23 oficinas, 5 delegaciones de vending y 15 cocinas para abastecer los centros de la clientela. La cocina más reciente se inauguró el mes pasado en San Fernando de Henares (Madrid). Abarca 1.200 metros cuadrados, ha supuesto una inversión de dos millones y significa la creación de medio centenar de puestos de trabajo. Desde ella se sirve a los trenes de Renfe, entre otros usuarios.

El año pasado Serunión mantuvo su plantilla en 6.666 personas, el 75% de las cuales son mujeres. La empresa ha transitado por los siete años de crisis sin apenas despeinarse. De hecho, hoy gira un 50% más que en 2007.

Serunión posee diez filiales. En Barcelona se ubican Serunión Vending, Serunión Servicios, Alessa Catering, Basic Servicios Educativos, Excelent Market y Geriatría Siglo XXI. En Leganés, Alimentación y Restauración a Centros de Enseñanza. En Bilbao, Serunión Norte. El repertorio de subsidiarias se completa con dos empresas en Lisboa.

Este grupo de filiales movió el año pasado un volumen de negocio de 110 millones y obtuvo resultados positivos de tres millones.