Amazon recupera las icónicas botas de Panama Jack y las coloca en lo más vendido

Las icónicas botas de Panama Jack que triunfan en Amazon

Uno de los puntos fuertes de Amazon es, como bien saben los que tienen en la tienda online americana una de sus referencias en cuenta a compras, su enorme oferta. Con el punto a favor de no tener tiendas físicas, Amazon se puede permitir el lujo de tener millones de productos en su catálogo.

Productos de marcas muy top y productos de marcas menores. En este sentido, no son pocos los que cada vez más acuden a Amazon en busca de calzado y ropa, dos secciones que no hacen otra cosa que crecer y que, evidentemente, en la tienda online están potenciando.

Así, teniendo en cuenta que al final los productos más vendidos en estas categorías de Amazon son también los productos tendencia en los grandes mercados, no sorprende que las botas más vendidas en la tienda online sean un modelo que ha vuelto, y a lo grande.

Las Panama Jack arrasan en Amazon

No son otras que las icónicas botas de montaña de Panama Jack, un calzado con un diseño inconfundible y que han regresado a lo grande tras año casi en el olvido. En Amazon son muy conscientes de ello, de ahí que la oferta de este tipo de botas no deje de crecer.

Las Panama Jack son las botas más vendidas en Amazon
Las Panama Jack son las botas más vendidas en Amazon

Como bien vemos en la tienda online, estas botas puede presumir de ser el número uno en ventas en su categoría. Lo interesante del caso es que, a diferencia de otras categorías, en esta no está triunfado un producto ‘low cost’.

No es que sea un secreto que estas Panama Jack no son precisamente baratas. El rango de precios va desde 119 euros a 233 euros, dependiendo del modelo y de la talla.

Así, queda más que claro que los consumidores acuden a Amazon, al menos en este caso, en busca de calidad por encima de precio. Y ahí, estas míticas Panama Jack no tienen rival.

Nota: Economía Digital podría recibir ingresos de las compras que realices a través de los enlaces que te ofrecemos

Iñaki Maresca