Cómo limpiar y conservar tu Thermomix de manera sencilla

Para poder sacar el máximo provecho al robot de cocina deberás aprender la forma más eficaz de limpiarla. Aquí te lo especificamos

El robot de cocina Thermomix es un gran invento para aquellas personas que no tienen muchos conocimientos de cocina. Aunque ya lo utilizan todo tipo de personas en España. Concretamente, está presente en el 14% de las cocinas españolas tras más de 40 años en el país.

Son muchas las utilidades de este robot, aunque a algunas personas les puede dar reparo adquirirlo por posibles complicaciones posteriores, como el lavado después de cada uso. Nosotros te contamos cómo hacerlo para que tu Thermomix se conserve de la mejor manera y poder cocinar todo tipo de platos durante muchos años.

Conoce las partes de tu Thermomix

Antes de comenzar a hablar de la limpieza de la Thermomix, es necesario conocer las partes que la componen.

1. La base: en ella se encuentra el motor y el panel de control.

2. El vaso: es el lugar donde introduciremos los ingredientes de nuestros platos, tiene una capacidad de 2 litros y está fabricado con acero inoxidable.

3. La tapa: es la tapa que cierra el vaso.

4. Las cuchillas: sirven para picar alimentos y para remover.

Cómo limpiarla pieza a pieza

Para limpiarla sin riesgo es recomendable seguir los siguientes pasos: en primer lugar verter un vaso de agua en la Thermomix y añadir un poco de lavaplatos. Después accionar el programa cinco a velocidad tres, durante cinco minutos; aclarar el vaso y limpiar la tapa bajo el grifo.

Es importante no frotar en exceso el vaso de la Thermomix tras su uso, ya que éste puede dañarse. Otra opción para limpiar el vaso o las cuchillas es introducirlos en el lavavajillas —montado o desmontado por piezas—. En caso de utilizar este tipo de lavado para las cuchillas, hay que tener en cuenta que las cuchillas no estén sometidas a presión, ya que en este caso podrían deformarse.

Para una limpieza a fondo trimestral

Cada tres meses será conveniente hacer una limpieza en profundidad de la Thermomix para que se conserve en buenas condiciones, para ello comenzaremos añadiendo un litro de agua al vaso y un chorro de vinagre blanco. A continuación, pondremos la Thermomix en el programa cinco a velocidad cuatro y la dejaremos en funcionamiento 10 minutos. Una vez haya finalizado, aclararemos con agua el vaso de la Thermomix y lo secaremos bien con un paño. La tapa de la Thermomix la lavaremos bajo el grifo con un poco de agua y jabón.

Para limpiar las cuchillas es recomendable utilizar un cepillo. Y para el cuerpo y los pies del aparato debemos utilizar un paño húmedo con un poco de jabón neutro. Prescindir de utilizar elementos que puedan rallar la superfície, como los estropajos.

Cómo eliminar los malos olores

La mejor forma de lavar los complementos de tu Thermomix es ponerlos bajo el grifo y frotar con agua y jabón, con cuidado de no rallar las piezas. Para eliminar los malos olores añadiremos un litro de agua al vaso de la Thermomix y el zumo de un limón exprimido.

Después programaremos la Thermomix en el programa cinco a velocidad tres durante cinco minutos y humedeceremos un paño con el zumo de otro limón y lo pasaremos por las gomas y por la tapa. El limón neutralizará los malos olores y la Thermomix estará lista para volver a cocinar con ella como nueva.