El modo de auto limpieza de la Thermomix que quizá no sabías que existía

La mejor manera de limpiar a fondo y de manera cómoda tu Thermomix y alargar así su vida útil

La Thermomix se ha convertido en los últimos años en uno de los electrodomésticos cada vez más comunes en los hogares españoles. Un robot de cocina que prepara todo tipo de alimentos, que cuenta con muchas recetas, que ahorra tiempo y esfuerzo y que, cómo no, resulta muy práctico si nuestro día a día no es precisamente tranquilo.

Eso sí, como ocurre con este tipo de electrodomésticos, una de las mejores maneras que tenemos a la hora de alargar su vida útil es a base de una limpieza exhaustiva. Como ocurre también con las cafeteras o las panificadoras, entre otros, cuanto más cuidemos a nuestra Thermomix más y mejor funcionará.

La mejor limpieza para la Thermomix

En este sentido, no son pocos los que la tienen los que avisan que, al margen de la limpieza lógica que podemos y debemos hacer después de cada uso, existe un modo de auto limpieza que resulta ser mucho más efectivo. Un método que seguramente desconocías.

Para ello, lo primero que deberemos hacer es introducir agua en el vaso hasta que ésta llegue al nivel de las cuchillas. Cómo no, deberemos poner también lavavajillas, pero apenas unas gotas. Una vez introducida el agua y el jabón iremos incrementando la velocidad hasta llegar al nivel 7, donde aguantaremos unos 10 segundos.

Una vez hecho este proceso, es importante parar la Thermomix, abrir la tapa y comprobar que la suciedad que podíamos ver a primera vista ya se ha eliminado. Si no ha desaparecido, repetiremos de nuevo el proceso.

En el caso de que la suciedad ya no esté, será el momento de programar la Thermomix durante 10 minutos en el modo varoma con el nivel 2 de velocidad. Justo cuando falte un minuto para que se cumplan los 10, aumentaremos la velocidad al máximo.

Con este modo de limpieza, nuestra Thermomix estará tan limpia como el primer día y así alargaremos su vida útil. Teniendo en cuenta que no es un electrodoméstico barato, parece más que razonable tomarse en serio su limpieza.