Ikea tiene un pan crujiente que se prepara en casa rápido, fácil y por 2,50 euros

Ikea ha importado un pan crujiente que se elabora en casa, y que es muy típico en España

Tiendita IKEA en El Rastro (Madrid)

Ikea se está especializando cada vez más en sus productos de alimentación. Pese a que no deja de lado el resto de artículos, de hecho, cada vez trae más novedades, en los últimos años se ha centrado mucho en su tienda de alimentos. Allí, podemos encontrar una gran variedad de cosas, sobretodo, la comida que más éxito tiene en Suecia. Así que, el valiente que quiera atreverse a probar los manjares que más triunfan en el país escandinavo, ya sabe donde tiene que ir.

Todos los que lo han degustado coinciden en señalar que todo tiene un sabor muy característico y diferente, pero muy recomendable. Y lo último que ha llegado a Ikea ha sido el pan sueco, pues allí no tienen las baguettes o las chapatas a las que estamos acostumbrados en España. Aún y así, es bastante parecido, pues está hecho a base de cereales, si bien no especifica cuales, ni si tiene trigo. Aunque lo más curioso es su método de elaboración.

Pan sueco

Porque, para poder disfrutar del Knada, nombre del producto en la tienda, es necesario colocar la masa que viene en la bolsa en una bandeja, después de haberla mezclado con agua tibia, a unos 50 grados, y aceite vegetal. Tras eso, se introduce en el horno, que previamente debe de haber sido precalentado a 150 grados, durante unos 10 o 15 minutos. Y, después de haber esperado 50 minutos con el pan en el horno, ya se puede comer un pan crujiente de multi cereales.

El precio de la bolsa es de 2,50 euros, y vienen 250 gramos de masa. Por lo tanto, el precio del kilo es de 10 euros. Vale la pena, al menos, darle una oportunidad, y probar el pan que tanto gusta en Suecia, y cuya elaboración o requiere de platos ni de grandes esfuerzos.

Se debe consumir antes de un día

Eso si, Ikea advierte que, una vez sacada la masa de su envoltorio, es obligatorio consumirla antes de un día, pues, de lo contrario, se pone mala. Es el único requisito.