Ikea tiene unas patatas chips fritas con la piel que son top ventas en Suecia

Ikea ha traído a España unas patatas fritas de bolsa que son muy solicitadas en Suecia

Tiendita IKEA en El Rastro (Madrid)

Ikea también ha puesto gran énfasis en la venta de productos alimenticios, y ese es el motivo por el que, en cada tienda, se puede encontrar un rincón para comprar comida. Pero no la que se puede encontrar en cualquier supermercado, si no la que consumen habitualmente en Suecia, dando la oportunidad a los curiosos de probar algunos de sus platos estrella. Hay postres, platos calientes y muchas otras opciones para elegir y degustar, todas, a un precio barato.

Y lo último que han traído a España son unas patatas de bolsa, que están arrasando en ventas en el país escandinavo. Son de crema agria y cebolla, de modo que no es ninguna innovación, pues es un sabor muy típico, pero hay algo que le hacen ser completamente diferentes a las patatas a las que estamos acostumbrados. Esa es su textura, ya que se han freído con la piel, es decir, sin pelarlas.

Patatas Festligt cerma agria y cebolla

De este modo, han conseguido retener más el sabor de la patata, y es algo que ha gustado a prácticamente todos los que lo han probado. El precio de la bolsa grande es de 1,50 euros, y su peso es de 150 gramos.

Festligt, nombre de las patatas, tiene una puntuación de 4 estrellas sobre 5 en la página web de Ikea, demostrando que ha sido todo un éxito su importación.

Y, para el que solo quiera probar unas pocas, también hay de un tamaño más reducido, de solo 50 gramos, y cuyo coste es de 80 céntimos.

Dos sabores de patatas fritas de Ikea para elegir

Pero al que no le gusten el sabor de las Festligt de crema agria y cebolla, no tiene de que preocuparse. Porque en Ikea también se pueden encontrar, y al mismo precio, las saladas, es decir, las originales.

Patatas Festligt saladas

Son un buen tentempié, o un gran acompañante para el resto de platos que se pueden encontrar allí. Por ejemplo, las albóndigas Huvudroll, de pollo, o las Lättlagat, de pollo y patatas asadas, que son muy vendidas.