Lidl asalta el mercado de la moda con unos vaqueros skinny de 9 euros que no tienen nada que envidiar a los de las grandes marcas

Los vaqueros de Lidl con diseño tipo skinny con un 24 por ciento de descuento

lidl

El masajeador por golpes de Lidl que se agotará en pocos días tiene ahora un precio de derribo.

Como bien saben los que ya tienen a Lidl como una de sus cadenas de supermercados de referencia, los germanos dejaron de ser precisamente hace ya tiempo una cadena centrada en los productos clásicos de los supermercados.

Una de las categorías que, de hecho, más alegrías ha dado a los alemanes en los últimos tiempos ha sido y es la de la ropa. Entre otras cosas porque, como suele ser habitual también en las otras categorías de productos, la relación calidad/precio de las prendas que venden en la cadena alemana hace de ellas productos muy buscados en nuestro país.

Y más cuanto Lidl opta no tan sólo por fijar buenos precios, sino por aplicar descuentos como el que ha aplicado ahora en unos vaqueros tipo skinny que no tienen nada que envidiar a los de las grandes marcas.

Los vaqueros skinny de Lidl

Se trata de los Vaqueros Skinny Fit para mujer que, como bien podemos ver en la tienda online de la cadena alemana, llegan ahora con un descuento de ni más ni menos que un 24 por ciento.

Los Vaqueros Skinny Fit para mujer de Lidl
Los Vaqueros Skinny Fit para mujer de Lidl

De esta forma, el precio pasa de 11,99 euros a tan sólo 9 euros, lo que implica un ahorro de casi 3 euros que seguro que va a provocar que muchas opten por ir a por uno de ellos. Entre otras cosas además porque, más allá del buen precio, estos vaqueros están fabricados, como apuntan en Lidl “Con elementos reciclados y algodón de comercio justo y sostenible”, que siempre es un punto a favor.

Con “5 bolsillos”, con “cremallera reciclada de alta calidad de la marca YKK” y disponibles en color azul y negro, este descuento que deja a estos pantalones tipo skinny de Lidl por debajo de los 10 euros va a ser definitivo para que, seguramente, se acaben agotando.

Iñaki Maresca