Juan Roig, presidente de Mercadona, ante la sección de Listo para Comer de uno de sus supermercados

Mercadona ya roba clientes a McDonald's y Burger King

stop

La cadena de supermercados valenciana domina las ventas de platos preparados, una tendencia de consumo que afecta directamente a la restauración

Barcelona, 02 de diciembre de 2019 (14:55 CET)

La apuesta de Mercadona por el 'listo para comer' está dando réditos: la cadena de supermercados valenciana se ha hecho en el último año con el 67% del volumen de las ventas de esta oferta, cuyo consumo ha aumentado a nivel general un 10% en el tercer trimestre de 2019, según datos de Kantar. Y el sector más afectado por esta tendencia es el de la restauración, con particular perjuicio en las cadenas de comida rápida.

Según un estudio de la consultora, el 36,5% de las veces que los consumidores se decantan por comprar platos preparados en un supermercado los afectados son los bares y la restauración organizada. Sufren más cadenas como Burguer King, McDonald's y Telepizza que los restaurantes tradicionales, lo que explica que para los clientes son opciones convenientes para comer que pueden de alguna forma equipararse.

Mercadona entró en la guerra del 'listo para comer' en el tercer trimestre de 2018, con una oferta inicial de 40 platos que competían, por ejemplo, contra los 32 que vendía entonces El Corte Inglés. Los supermercados de Juan Roig han variado sus comidas en función de las ventas y la respuesta del público. El éxito de su apuesta es todavía más claro si se toma en cuenta que vende estos productos solo en una parte de su red de tiendas.

La oferta de la comida lista para consumir se enmarca en el llamado canal dinámico del sector, que incluye hipermercados, supermercados y 'discounts' y que está tomando fuerza en el consumo fuera del hogar de los españoles, representando ya un 3% de la facturación. Y este auge se debe en su mayoría a Mercadona, la más reciente en sumarse a este negocio, con lo que las cifras de ventas se han disparado.

"En un entorno en el que la demanda de alimentos y bebidas no crece, la única forma que tiene el canal de seguir creciendo en volumen es conseguir ocasiones de consumo tradicionalmente gestionadas por otros" señala Cristina Puchol, de Kantar, consultora de paneles de consumo que a su vez ha explicado que el almuerzo es la comida que mejor está funcionando en este tipo de oferta.

El 'listo para comer' de Mercadona deja atrás a Carrefour y DIA

Tras un año de su irrupción en la oferta de los platos preparados, Mercadona ya lidera el crecimiento de la misma, por encima de Auchan (Alcampo), Carrefour, DIA y Bonpreu, siempre según datos de Kantar. Estas cadenas de supermercados cada vez agregan más opciones de comida para llevar o incluso para comer allí. El Corte Inglés también se ha sumado a la fiebre, pero su nombre no figura en los resultados del estudio.

Con esta tendencia, los hábitos de consumo de los españoles se han transformado sobremanera en los últimos años. Si los platos preparados de los supermercados se han convertido en una opción de peso para el almuerzo, la comida de los restaurantes ha reclamado relevancia por las noches, en gran parte gracias a servicios de entregas a domicilio de empresas como Glovo, Just Eat, Deliveroo y Uber Eats.

De esta forma, la restauración no ha sufrido tanto por el auge de las comidas de supermercado. La cena a domicilio ha conseguido "posicionarse como alternativa a cocinar en casa, y no como sustituto del restaurante, y ya alcanza los casi tres millones de compradores en lo que va del año", explica la consultora. "Las fronteras se difuminan aún más y se afianzan nuevos modelos de negocio", ha afirmado Puchol.

La directora del departamento de consumo fuera del hogar de la consultora ha pronosticado que "los próximos meses serán interesantes para el sector de los alimentos y las bebidas, y aquellos que mejor entiendan qué busca el consumidor en cada ocasión tendrán mayores probabilidades de ganar".

En la más reciente edición de la revista Aral, en un artículo del que se hace eco Kantar, se recoge que el consumidor actual "cada vez realiza más actividades y que tiene la sensación de tener menos tiempo para cocinar y que busca esa comodidad (convenience) que le facilite su día a día en cuanto a alimentación se refiere. Comodidad que busca por diferentes vías de lugar de compra, de producto o de menú".

Otra tendencia es la simplificación del menú: el 70% de las cenas hoy en día son de plato único y el 40% sin postre. Además, un 80% de los hogares declaran que eligen habitualmente productos naturales y un 60% ha abandonado el consumo de alimentos procesados, lo que ilumina la irrupción de movimientos como el "realfooding" o la búsqueda de la "naturalidad" en la comida.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad