A Telecinco se le indigesta la adquisición de Cuatro

stop

A pesar de contar con más canales, los ingresos se han reducido, los inversores no creen en la creación de valor y Prisa pretende vender su participación

El ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi

03 de junio de 2012 (22:34 CET)

En la Nochebuena de 2010, Telecinco (técnicamente, Mediaset España Comunicación) se hizo con el 100% de la propiedad de Cuatro y Prisa, su anterior propietario, pasó a ser un socio minoritario, con el 17,3% del capital de la filial española, controlada por el magnate y político Silvio Berlusconi.

El italiano, que se quedó con el 41,6% a través de Mediaset Investimenti, no ha logrado que la cadena de televisión en España vuelva a lucir, desde el punto de vista financiero, como otrora.

Telecinco, en 2010, explotaba cuatro canales. Ese año su resultado de explotación fue algo superior a los 146 millones de euros. En 2011, con la adquisición del múltiplex de Cuatro, gestionó seis canales pero su resultado de explotación no llegó a los 90 millones.

De cuatro a siete


En el primer trimestre de 2012 han sido siete los canales bajo gestión. A pesar del incremento de oferta el resultado de explotación, comparado con el mismo periodo del año anterior, descendió más de la mitad superando escasamente los 20 millones.

Con todo ello, el beneficio por acción ha caído, al final de este primer trimestre, casi a la mitad de lo que valía 12 meses antes que fue de 98 céntimos de euro. El 30 de marzo era de 52 céntimos.

Y todo ello a pesar que Mediaset es la empresa de comunicación que mayores ingresos publicitarios recibe en España, cerca de 212 millones en los primeros tres meses de este año.

Mediaset, la que más ingresa

Acapara el 44,1% de la inversión publicitaria en televisión que es el segmento que mayor parte del pastel se lleva, el 48,8% del total, con datos de Infoadex referidos al pasado trimestre.

Es verdad que durante el primer trimestre la inversión publicitaria total cayó un 15,1% con respecto al mismo periodo de 2011. Y que la dedicada a televisión lo hizo un 17,7% hasta los 993,5 millones en ese período. La caída de Mediaset fue algo superior. Casi del 18%.

Pero es que, en el último año, la cotización ha caído más del 46%. Cuando Telecinco compró Cuatro el valor cotizaba a 8,35 euros. El pasado viernes el precio de la acción cerró a 3,36 euros. Claramente, los inversores no están apostando por ella.

Ataques de los ‘cortos’

De hecho, del free float que se mueve libremente en la bolsa española, el 40%, casi el 6% está en manos de ‘cortos’ (especuladores que apuestan por ir a la contra) cuando el 13 de enero esta proporción solo era del 2,437% y a finales de 2011 no llegaba al 0,52%.

Los hedge funds más activos en estas posiciones vendedoras son Highbridge Capital Management (el 25 de mayo controlaba el 0,76%) doblando su posición en menos de un mes. Millenium (con el 0,8% el pasado 24 de mayo). Y Oxford Asset (0,51% el 4 de mayo).

Prisa quiere vender

En este contexto, Prisa, acuciada por las pérdidas, desea vender su participación en Mediaset. La empresa que dirige Juan Luis Cebrián ya declaró su interés en vender para, de esa manera, poder reducir su carga financiera. Pero, de momento, no puede.

Los italianos tienen pignoradas las acciones que el grupo editorial de la familia Polanco tiene en Telecinco hasta que los tribunales de la Competencia (nacional y comunitario) no decidan sobre el derecho de veto en torno a las decisiones clave en Digital Plus donde Mediaset controla el 22%.

La previsión es que, a lo largo del verano, Competencia da el visto bueno sobre ese pacto. Pero si Mediaset no lograra que se le reconociera ese derecho de veto podría deshacer la fusión entre Telecinco y Cuatro ya que unas de las cláusulas del acuerdo de integración así lo establece.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad