Abengoa espera los 1.170 millones de la reestructuración

stop

Abengoa espera con ansias el dinero prometido por los inversores para implementar su plan de viabilidad. El plazo para depositarlo vence este lunes

Torre solar de Abengoa en Sanlúcar La Mayor (Sevilla)

Barcelona, 26 de marzo de 2017 (19:00 CET)

Este lunes vence el plazo para que los inversores depositen el dinero que se comprometieron a inyectar en Abengoa, acuerdo al que habían llegado en el marco del plan de reestructuración del grupo andaluz.

El dinero fresco llegaría a los 1.170 millones de euros, incluidos los importes refinanciados de préstamos recibidos en 2015 y 2016, que totalizan unos 515 millones, lo que permitirá a Abengoa implementar su plan de viabilidad.

La empresa comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que los inversores y acreedores del grupo ya habían firmado los documentos de reestructuración y de gobierno corporativo. No obstante, su entrada en vigor está supeditada a que el agente independiente (agente escrow) reciba los fondos comprometidos.

Una vez llegue el dinero, se procederá a ejecutar la ampliación de capital y la emisión de warrants (derechos de compra de acciones) previstas en el acuerdo de reestructuración. Los inversores que aporten los nuevos fondos recibirán como contrapartida las acciones que se emitan en esta ampliación de capital.

Los warrants se entregarán a quienes sean titulares de acciones de Abengoa, que tendrán derecho a comprar títulos del grupo en un plazo de ocho años (96 meses) si se cumplen una serie de condiciones. Para cuando finalice el proceso de reestructuración, la mayor parte del capital se repartirá en un 50% para los bonistas y 'hedge funds' y aproximadamente un 40% para la banca acreedora. Los actuales accionistas de la energética se quedarán con tan solo el 5 % del capital, porcentaje que podrán aumentar por medio de los warrants

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad