Fotografía de archivo de Isidro Fainé | EFE
stop

Abertis y su primer accionista, La Caixa, se olvidan de la guerra de opas y cuentan con un acuerdo entre ACS y Atlantia incluso esta misma semana

Barcelona, 12 de marzo de 2018 (20:06 CET)

Nunca la aprobación de una opa de tal volumen –más de 18.000 millones de euros– había sido tomada en tan poca consideración por sus protagonistas. Sobre todo los pasivos. Isidro Fainé, que manda en ambas –en La Caixa y también en Abertis, en lo que al ámbito corporativo se refiere– seguirá esperando. Esta vez, que Florentino Pérez y Giovanni Castellucci se pongan de acuerdo y empiece, por fin, la opa de verdad. La tercera será la vencida, esperan.

La CNMV aprobó este lunes la opa de Hochtief, filial alemana de ACS, sobre Abertis a 18,36 euros en acción, ya que descuenta el dividendo que la concesionaria catalana dará el 20 de marzo. Supera en casi dos euros por acción la primera opa, la de Atlantia, pero ya nadie espera que el grupo italiano que controla la familia Benetton contrataque.

Fuentes del sector explicaron que tanto en la Fundación Bancaria La Caixa como en Abertis se mantienen tranquilos a la espera de acontecimientos. Pese a que no son parte activa, están enterados de las negociaciones entre ACS y Atlantia para presentar una oferta conjunta y aguardan a que se cierre el acuerdo que ambas partes buscan. Algunas fuentes apuntan que podría ser esta misma semana, pese a que tienen un mes.

Abertis apurará los plazos para posicionarse sobre la opa de Hochtief; La Caixa ni lo hará

Mientras la opción del acuerdo sea la preminente pero no se concrete, la opada y su principal socio no tendrán prisa por posicionarse. Abertis tiene diez días para hacerlo desde el inicio del periodo de aceptación. El órgano encargado es el consejo de administración, y precisamente se reúne este martes, antes de la junta de accionistas que celebra por primera vez en Madrid, tras el cambio de sede social.

No obstante, no se pronunciará en esta sesión ordinaria sino que esperará. Apurará los plazos y lo hará, si es necesario –si no hay acuerdo antes– en un consejo extraordinario. Por lo que respecta a La Caixa, fuentes próximas a la entidad explicaron que no tiene intención de tomar la palabra mientras se negocia. Si se llega el consejo de Abertis sin pacto, en él se verá el posicionamiento de la entidad. Fuentes de La Caixa y de Abertis declinaron hacer comentarios.

ACS y Atlantia negocian los últimos flecos

Las negociaciones entre ACS y Atlantia giran alrededor de cómo se articula la oferta conjunta sobre Abertis, qué peso tiene compañía y cómo se gestionará la Abertis que salga de la opa. Ambas partes están interesadas en un acuerdo –Florentino Pérez para no estirar más el brazo que la manga en cuanto a la deuda y Atlantia para superar los vetos políticos–, y tienen algo de prisa. No solo porque el periodo de aceptación es de un mes, sino porque una vez cerrado el acuerdo, tienen que ponerse con la financiación.

La opción que parece ganar terreno, aunque los escenarios se van acumulando sobre la mesa de negociación, es que Atlantia retire su oferta y se sume a la de Hochtief. Habría que hacer una adenda sobre la actual oferta para añadir un socio, y podrían cambiar también otras condiciones de la misma. Por ejemplo, la financiación de la oferta o el canje de acciones.

Actualmente, la oferta de Hochtief sobre Abertis está condicionada a que haya al menos un 19,54% de las acciones que elijan canje. Si se superase este porcentaje, se haría prorrateo, pero si no se llegase, la opa fracasaría. Por tanto, depende en buena medida de que algún gran accionista –principalmente La Caixa, que tiene el 21,55%, porque el resto de accionistas destacados son fondos de inversión– quiera ser socio de la nueva sociedad.

Atlantia negocia con ACS retirar su oferta por Abertis para sumarse a la opa de Florentino Pérez

Con una oferta conjunta, es muy probable que se eliminara este requisito, ya que entre Atlantia y ACS podrían llegar a financiar toda la compra. Y más si el precio no se dispara, como podía pasar con la guerra de opas. Además, habría que ver cómo se articula el canje, si se crea una nueva sociedad, y si es ventajoso o no respecto a la oferta en efectivo.

Y también está Fainé. Una cuestión importante es si La Caixa elije quedarse o coger el dinero y destinarlo a otra cosa. Cuando se presentó la opa de Atlantia, se posicionó a favor de aceptar el canje de acciones y pasar a ser socio de los Benetton en el grupo italiano. Ahora la situación ha cambiado: con dos grandes grupos, quedaría como tercero en discordia, y con un peso muy reducido, por lo que podría optar por vender. Se quedaría, sin embargo, sin unos dividendos muy importantes para su millonaria obra social.

Hemeroteca

Abertis
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad