Acciona, obligada a rectificar por la presión laboral

stop

La compañía de los Entrecanales readmite a dos empleados que trabajaban en Alstom Transport 10 días después de su despido

25 de julio de 2013 (21:44 CET)

La presión de 85 trabajadores ha llevado a Acciona a rectificar su política laboral en Alstom Transport. Este jueves ha acordado con el comité de empresa de la filial de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) readmitir a dos empleados que despidió el pasado 15 de julio.

La convocatoria de huelga ha sido el detonante del pacto, afirman los trabajadores. De hecho, la dirección de Acciona en Catalunya y el comité de empresa acercaron posiciones en la jornada de mediación que es obligatoria cuando se convoca una protesta de este tipo. La intervención del departamento de Treball de la Generalitat fue clave para firmar el principio de acuerdo el miércoles. La plantilla lo ha ratificado entre la madrugada y la mañana del jueves, pocas horas antes del inicio de la huelga.

Presión de Alstom

Alstom Transport también ha jugado un papel importante para llegar a un punto de encuentro, afirman fuentes internas de la compañía. La corporación francesa tiene subcontratados los servicios de logística y mantenimiento del centro de Santa Perpètua a Acciona. Si los 85 empleados protestaban, paralizaban toda la factoría.

Los mismos interlocutores añaden que la compañía no se puede permitir las consecuencias económicas de perder un día de producción por un conflicto laboral en un servicio subcontratado. La facturación del grupo industrial francés ha caído el 4% en el primer semestre del año, aunque en la división de transporte la depreciación de la actividad llega al 7%, tal y como reconoció el miércoles Alstom en un comunicado.

Protocolo de seguridad

“La plantilla ha estado muy unida en todo el proceso”, señala el secretario de Acción Sindical de la Federación de Industria de CCOO en Catalunya, José Antonio Hernández. El origen del conflicto está en un control de seguridad que Alstom y Acciona realizaron conjuntamente a principios de julio. Detectaron a los dos empleados trabajando en un puente grúa que, según su valoración, incumplían las medidas de seguridad vigentes en la compañía. Una falta muy grave que implica el despido inmediato.

La plantilla se volcó con los dos empleados porque desempeñaban una tarea rutinaria en los que todos seguían el mismo protocolo. “El que está incluido en el plan de seguridad de Acciona”, asegura Hernández. El comité de empresa coincide con la dirección en que hay carencias en el sistema, pero tachan de inadmisible que los defectos los paguen los trabajadores. “Mejorarlo es trabajo y obligación de la compañía”, añade el sindicalista.

El comité de empresa se ha comprometido en analizar y hacer propuestas para mejorar el protocolo de seguridad en septiembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad