Giovanni Castellucci, consejero delegado de Atlantia, con Florentino Pérez (ACS) y Marcelino Fernández Verdes (Hochtief) en la presentación del acuerdo para comprar Abertis. EFE/Emilio Naranjo

ACS y Atlantia elevan a 10.700 millones sus dividendos de Abertis

stop

Abertis reparte un dividendo de 875 millones, que se suma al de cerca de 10.000 millones que ACS y Atlantia se adjudicaron en marzo

Xavier Alegret

Economía Digital

Giovanni Castellucci, consejero delegado de Atlantia, con Florentino Pérez (ACS) y Marcelino Fernández Verdes (Hochtief) en la presentación del acuerdo para comprar Abertis. EFE/Emilio Naranjo

Barcelona, 04 de mayo de 2019 (04:55 CET)

Atlantia y ACS, junto con Hochtief, compraron conjuntamente Abertis tras llegar a un pacto que les evitaba tener que pagar cada uno una millonada que no podían asumir. Pero se propusieron recuperar cuanto antes los 18.000 millones de la opa, por lo que aprobaron un dividendo extraordinario de cerca de 10.000 millones. Ahora le sumarán 875 millones más, con lo que lo percibido por los tres principales accionistas en un solo año ascenderá a casi 10.700 millones.

Abertis anunció este viernes el pago de un dividendo, que se hará efectivo el próximo 10 de mayo, de 96 céntimos por acción. Es decir, 875 millones de euros, de los que Atlantia, ACS y su filial alemana, Hochtief, percibirán el 98,7%. El resto de las acciones de la concesionaria permanece en manos de unos 10.000 minoritarios que prefirieron no aceptar la oferta y seguir siendo accionistas de la compañía.

Se trata del dividendo ordinario a cargo de los beneficios de 2018, cuando Abertis ganó 1.681 millones, un 87% más gracias a las plusvalías de 605 millones generadas por la venta del 34% de Cellnex. Esta compañía, que se creó tres años antes para agrupar las torres de telecomunicaciones de Abertis, esta ahora controlada por la familia Benetton, que también manda en Atlantia.

Este dividendo llega un mes después de que Abertis pagara 9.963 millones de euros como dividendo extra a sus accionistas. El objetivo era que los tres socios, que se endeudaron para adquirir la concesionaria histórica de La Caixa, recuperaran una parte importante de la inversión al los pocos meses de tomar la gestión.

Entre ambos dividendos, y excluyendo lo que se llevarán los minoritarios, Atlantia, ACS y Hochtief sumarán ya 10.696 millones en dividendos de Abertis. El más beneficiado es el grupo italiano, que controla el 50% de la empresa catalana más una acción. Atlantia se llevará en total 5.347, cuando cobre los 432 millones del nuevo dividendo. La ACS de Florentino Pérez cobrará 3.209 millones y la constructora alemana Hochtief, cuyo primer accionista es la propia ACS, 2.138 millones.

Por tanto, solo en dividendos y en menos de un año, los tres compradores de Abertis han recuperado ya más de la mitad de la inversión, aunque lo han hecho a costa de maniatar el margen de maniobra de la concesionaria. Abertis se endeudó para pagar el dividendo extraordinario y para recomprar deuda a la matriz, formada por Atlantia, ACS y Hochtief.

El endeudamiento de Abertis

En marzo, Abertis hizo una emisión de bonos de 3.000 millones para pagar a sus accionistas, que así podían amortizar los créditos que contrajeron para su compra. Este endeudamiento, en una compañía ya de por sí apalancada, limita enormemente su margen para llevar a cabo nuevas inversiones, lo que contradice las declaraciones públicas de sus socios: Giovanni Castellucci, consejero delegado de Atlantia, sigue diciendo que Abertis debe crecer.

La deuda de Abertis supera los 15.000 millones, unas 4,4 veces su ebitda. Se trata de una ratio elevada, mientras S&P vigila de cerca la situación financiera de la compañía. Otro crédito para afrontar una eventual compra podría provocar un sobrendeudamiento que llevara S&P a rebajar la nota de Abertis y dejarla sin el investment grade, el aprobado que toda compañía necesita para poder financiarse y hacerlo a buen precio.

Además de endeudarse, Abertis también ha desinvertido en todos sus negocios que no son de autopistas, con el fin de que ese dinero retornara a los accionistas. Además de Cellnex, que vendió a Edizione, recientemente ha vendido Hispasat a REE, empresa controlada por el Estado y presidida por el exministro socialista Jordi Sevilla.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad