Adif achaca a las prisas el sobrecoste del AVE a Barcelona

stop

El portavoz de la compañía cree que los problemas en 2008 en la red ferroviaria pueden justificar el desvío presupuestario que alcanza el 230%

Estación de la Sagrera, en Barcelona I EFE

07 de mayo de 2014 (10:48 CET)

Adif tira balones fuera. Este miércoles, el portavoz de la compañía pública, Iñaki Garay, ha justificado los sobrecostes del AVE a su paso por Barcelona a las “prisas (del Gobierno) por acabar y cumplir los plazos” de las obras en 2008.

En aquellas fechas, ha recordado el portavoz en la Cope, “hubo muchos problemas, socavones y en varios tramos se venía abajo prácticamente una línea convencional”. Contratiempos que para Garay pudieron ser suficientes para explicar el desvío presupuestario que está bajo la lupa del Tribunal de Cuentas. El sobrecoste podría haber alcanzado el 230% en algunas obras.

Investigación de Fiscalía y Fomento

Garay ha detallado que la Fiscalía sólo ha pedido documentación sobre los trabajos realizados en el tramo Sagrera-Nus de la Trinitat. El pasado lunes, agentes de la Guardia Civil registraron la sede de Adif y de la compañía Isolux por una posible malversación de fondos públicos.

En paralelo, el Ministerio de Fomento dirigido por Ana Pastor ha abierto una auditoría interna para revisar los trabajos en el tramo del AVE a su paso por Catalunya. Pero, a pesar de que la ministra ha señalado a la gestión del Gobierno del ex presidente Rodríguez Zapatero (PSOE) como culpable, lo cierto es que Isolux, la empresa salpicada por la Operación Yogui, también se ha visto beneficiada en los últimos años, con el PP al frente del Gobierno.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad