El presidente de Aena, Maurici Lucena.  EFE/Javier Liaño

Aena naufraga en su intento de reanimar los Duty Free

stop

Las tiendas libres de impuestos crecieron sólo el 2,3% a pesar de las pruebas puestas en marcha en el segmento. Lastraron la división comercial

Barcelona, 27 de febrero de 2019 (19:03 CET)

El crecimiento de la división comercial es la gran apuesta de la cúpula de Aena para crecer en el futuro. Si el negocio aeroportuario está fuertemente regulado por los gobiernos, la venta en las instalaciones es una mina a la que mayoría de compañías del sector se agarran. “Los aeropuertos del futuro serán centros comerciales”, dicen los expertos. La cotizada española apuesta fuerte por el segmento, pero se topa con que los resultados de su principal músculo, los Duty Free, no son los esperados.

Las cuentas hechas públicas por la sociedad revelan que el negocio comercial ya genera 1.162 millones de los 4.320 millones de ingresos totales (+9,6% respecto al año anterior) y 942 millones de los 2.656 millones de Ebitda (+8%). No obstante, los Duty Free solamente crecieron al ritmo del 2,3% en 2018 a pesar de los esfuerzos concentrados en el segmento.

“No estamos contentos con los resultados”, dijo el presidente de la empresa, Maurici Lucena, en una reunión con analistas. Las tiendas libres de impuestos reportaron 318 millones de euros frente a los 309 millones de 2017; la subida fue mucho mayor en el campo de la restauración (+14.3%), el retail (+16,1%) y los aparcamientos (+8,9%).

El bajo crecimiento se produjo a pesar de que Aena puso en marcha un proyecto piloto  en cinco aeropuertos con tal de “optimizar el desempeño comercial”. Los escogidos fueron los de Barcelona, Málaga, Alicante, Gran Canaria y Bilbao. No pareció resultar: “Estamos muy lejos de estar contentos con los resultados”, volvió a remarcar.

El proyecto se articuló en cinco palancas y se prolongará durante el primer semestres de 201. “Implicó actuaciones en la terminal, revisión del diseño y la disposición de los productos, mejorar la fuerza de ventas, optimizar la oferta con marcas y digitalizar los establecimientos”, reza el informe de gestión de 2018.

El nuevo contrato de Duty Free

La cotizada controlada al 51% por el Ministerio de Fomento tiene una fecha clara en el horizonte para acelerar las ventas: octubre de 2020, cuando finaliza la actual concesión, Actualmente, los 86 puntos de ventas (44.400 metros cuadrados) están en manos de la gala Dufry y, del mismo modo, que viene haciendo en los concursos de restauración, el gestor aeroportuario baraja partir en lotes el nuevo contrato.

"El objetivo es que haya competencia entre grupos europeos y asiáticos y llamar la atención de grupos como Lagardère Heinemann", añadieron desde la empresa. "Es un sector controlado por un oligopolio", contestó uno de los analistas. "Creemos que podemos generar las condiciones necesarias para que haya competencia", insistieron desde la compañía.

La nueva oferta de Duty Free podría tener poco que ver con la actual. "Estudiamos cambiar la localización y expandirla", señaló Lucena.

No obstante, el sector está pendiente de varios condicionantes que afectan a las ventas como la situación macroeconómica, las tendencias en el sector del retail, el volumen de pasajeros internacionales --los que más compran-- y el propio brexit. Fueron, por ejemplo, algunas de las excusas que puso Dufry para justificar el impacto negativo del mercado español en el tercer trimestre de 2018.

Hemeroteca

Aena
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad