Agbar se propone subir más el agua para financiar infraestructuras

stop

ESTRATEGIA EMPRESARIAL

El presidente de Agbar, Ángel Simón | ED

08 de julio de 2014 (13:03 CET)

Subir el agua. Más. “Hay un recorrido de traslado de precio para acometer determinadas estructuras, siempre que la población lo entienda”. Esa es la apuesta del presidente de Agbar, Àngel Simón, que ve imprescindible esa subida del agua ante la falta de inversiones públicas, si se quiere mantener y adecuar las infraestructuras hidráulicas, como depuradoras.

Simón ha asegurado que la falta de recursos públicos se mantendrá en los próximos años, y que la vía para mantener y adecuar las infraestructuras existentes no podrá ser otra que el incremento del precio del agua. El presidente de Agbar ha constatado que la licitación de obra pública se ha reducido a prácticamente cero en los últimos siete años, y que las únicas grandes licitaciones han llegado con los planes nacionales de saneamiento.

En concreto, el plan de saneamiento 1995-2015 tenía una inversión prevista de 30.000 millones de euros, de los que se han ejecutado sólo 10.000 millones, “muy por debajo de lo que se fijó como necesidad”. Simón ha explicado, en una conferencia en el Círculo de Infraestructuras, que quedan muchas infraestructuras por hacer en algunas autonomías, como Galicia, con depuradoras pendientes en Vigo o Santiago de Compostela.

Precio medio del metro cúbico


Pero no sólo quedan infraestructuras pendientes, si no que se necesita mantener las ya existentes. “Es obvio que se deberían encontrar otros mecanismos para que estas nuevas inversiones se puedan llevar a cabo y se puedan gestionar y mantener las que ya están en funcionamiento”, ha asegurado.

Por ello, la alternativa pasa por el aumento del precio, según el presidente de Agbar. Simón ha recordado que el precio medio en Barcelona es de 2,33 euros por metro cúbico, que está a medio camino respecto a otras ciudades. En Lisboa es de 1,33 euros, mientras que en Copenhaguen es de más de cinco euros. En España, la media es de 1,72 euros. Según Simón, el recibo del agua supone el 0,7% de la cesta de consumo familiar.

¿Pero qué pasa si se sube el precio del agua? Simón ha reconocido que hay familias que no pueden afrontar un nuevo aumento del agua, y, por ello, ha recordado que Agbar ha impulsado un fondo de solidaridad, a través de la Fundación Agbar, que costea la factura del agua de unas 25.000 personas en el Área Metropolitana de Barcelona.

El caso de ATLL


En una explicación sobre la situación de Agbar, Simón ha ofrecido los porcentajes de los ingresos. Un 15% procede de Catalunya; un 35% del resto de la Península Ibérica, un 35% de Latinoamérica, y otro 15% del resto de Europa. Según Simón, los resultados de Latinoamérica tienden a aumentar, mientras que se estabilizan en Europa y bajan en Catalunya y en el resto de España.

Agbar, en Catalunya, sigue afrontando la cuestión de ATLL, cuya concesión la mantiene Acciona, a pesar de que la batalla judicial que se mantiene. Y, con la idea de que la justicia avalará a Agbar, Simón ha asegurado que su compañía “simplemente está esperando a que la Generalitat ejecute lo que los tribunales han dicho que tiene que hacer, y no tengo ninguna duda de que la Generalitat hará lo que los tribunales han dicho".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad