Alemany: “¡Menudo recibimiento!”

stop

CONSEJO SOCIAL

Cristina Farrés

De izquierda a derecha: J. Coello, Antoni Castellà (Generalitat), Dídac Ramírez (rector UB) y Salvador Alemany (consejo social)
De izquierda a derecha: J. Coello, Antoni Castellà (Generalitat), Dídac Ramírez (rector UB) y Salvador Alemany (consejo social)

23 de abril de 2012 (12:24 CET)

El presidente de Abertis y cabeza del consejo asesor de economía de la Generalitat (Carec), Salvador Alemany, ha tomado el mando este lunes por la mañana del consejo social de la Universitat de Barcelona (UB). Llega al centro en un momento de máxima vorágine en el que el incremento de las tasas, los recortes de presupuesto y la incertidumbre sobre el futuro de algunos grados han puesto en pie de guerra al personal y a los estudiantes catalanes. Y el malestar de la plantilla de administración y servicios (PAS) se ha hecho sentir en la toma de posesión de Alemany. “¡Menudo recibimiento!”, ha comentado el empresario de forma esporádica a algunos de los asistentes al final del acto.

Los miembros del PAS han mostrado su rechazo especialmente al antecesor de Alemany, Joaquim Coello. La polémica gestión del actual presidente de Applus no se ha olvidado. “Hace un año y medio que el claustro pidió que este señor se marchara. ¡Qué se vaya ya!”, han afirmado los manifestantes, que han establecido un breve diálogo con el rector de la UB, Dídac Ramírez. Sin gritos y respetando el turno de palabras. El PAS incluso ha tachado a Coello de “persona non grata” en el centro.

Gobernanza

Aún pesa la propuesta que impulsó para cambiar el modelo de gobernanza universitaria, en la que los rectores perdían poder a favor de un nuevo organismo que se crearía con más presencia (y poder) de la Generalitat. Lo que se interpretó como un ataque frontal a la autonomía e independencia de la universidad pública y le costó el rechazo del claustro de la UB. En diciembre de 2010, la comunidad universitaria pidió la dimisión de Coello. Pero la votación quedó en agua de borrajas.

Ahora, Alemany tendrá que limpiar la mala imagen que tiene el consejo social en el centro. Otra tarea que añade a la lista. Su intervención tras ponerse al frente del organismo se ha librado de los pitidos de los manifestantes. Además de recordar que él se formó en el campus de la avenida Diagonal, Alemany ha dejado clara su percepción de que la universidad pública “tiene un papel relevante en la búsqueda de respuestas para salir de la situación inaudita actual”.

Presupuesto

Entre otros, el consejo social tiene como objetivos estimular la inversión en innovación de las empresas; participa en determinar los criterios básicos de los presupuestos; fiscaliza las actividades de carácter económico y la ejecución de las cuentas; y acuerda las propuestas de endeudamiento y aval que la universidad presente al Govern. “Tiene que garantizar tener suficiente financiación”, ha expresado el rector de la UB, Dídac Ramírez.

Las primeras palabras del catedrático ha asegurado que trabajará “codo con codo” con el empresario catalán para luchar juntos “contra las dificultades que vendrán”. “Ofrecemos puntes de diálogo, firmeza y fuerza”, ha prometido el rector.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad