Alicia Koplowitz exprime Acerinox con rendimientos del 5% al día

stop

LA ACERERA SE HA MOVIDO EN BOLSA ENTRE 8 Y 16 EUROS EN 2015

La empresaria Alicia Koplowitz, presidenta de la sociedad inversora Omega Capital

Madrid, 30 de diciembre de 2015 (04:00 CET)

Óscar Fanjul y Diego Prado Pérez-Seoane, los dos ejecutivos que dirigen Omega Capital –la sociedad de inversión propiedad de Alicia Koplowitz– no han parado de mover en 2015 las acciones de Acerinox. La sociedad en la que la empresaria posee el 9,88% del capital desde finales de julio de 2014, según la última actualización notificada en esa fecha a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) motivada por bajar del umbral del 10%.

Siguiendo la pista a las múltiples operaciones llevadas a cabo por ambos ejecutivos, que se sientan en el consejo de la acerera representando a la empresaria, hasta el pasado 23 de diciembre habían vendido 7,75 millones de acciones y comprado 4,64 millones.

De 8 a 16 euros

En la mayoría de los casos con frenéticos movimientos de trading, aprovechando los momentos más bajos de la cotización para adquirir los títulos y desprenderse de ellos en cuanto subían mínimamente.

Llegaron a situarse por debajo de los 8 euros a finales de septiembre y alcanzaron los 16 en marzo. Entre esos márgenes, y a falta de una posible actualización en los últimos días del año, Alicia Koplowitz ingresó 93,3 millones de euros por las ventas y desembolsó 58,4 millones por las compras.

Las operaciones se han sucedido tanto en Feynman Capital como en la sicav Morinvest, los dos vehículos a través de los que la menor de las hermanas Koplowitz es la tercera accionista de referencia de Acerinox, tras Corporación Financiera Alba –la sociedad patrimonialista de la familia March– y la multinacional japonesa Nisshin Steel, con el 19,9% y el 15,6%, respectivamente.

Ingreso de 30 millones en un día

El movimiento de mayor empaque fue el primero llevado a cabo en el presente ejercicio, con la venta, en febrero –en pleno subidón de principios de año–, de un paquete de 2,3 millones de acciones en manos de Morinvest a un precio de 13 euros, por los que la sicav obtuvo algo más de 30 millones de euros.

A partir de ahí, en marzo entró en liza la operativa con Feynman Capital. El mismo día 20 de ese mes compró de una tacada 2,3 millones de acciones, por las que desembolsó 35,14 millones, y se deshizo de 2,66 millones de títulos por 35,8 millones de euros.

Retorno al Ibex

Antes y después de que el 22 de junio Acerinox retornara al selectivo Ibex 35, Koplowitz optó por realizar dos pequeñas compras, desembolsando algo más de 3 millones de euros. Una de 130.000 acciones de la acerera presidida por Rafael Miranda, a través de Feyman Capital, y otra de 100.000 títulos para el portfolio de la sicav Morinvest.

Y en septiembre llegó el frenesí. En plena caída en picado de la cotización, las compras y ventas se sucedieron. El 18 de ese mes compraba un millón de acciones entre 9,14 y 9,25 euros y ese mismo día las vendía todas por 9,25 euros, ganando un 1,2%.

Jugada replicada

La empresaria replicó la jugada entre finales de septiembre y principios de octubre. El 22 de septiembre, Koplowitz compró, a través de su sicav Morinvest, 100.000 títulos a un precio de 8,26 euros por acción. Y al día siguiente vendía la mitad por 8,63 euros, ganando casi un 5%.

Un día después, aprovechando otro bajón de la cotización, volvía a comprar 52.000 acciones pagando 8,63 euros por ellas, cerrando la operativa el pasado 5 de octubre con la venta de 100.000 títulos a un precio de 8,64 euros, repitiendo la misma ganancia.

Koplowitz también ha metido en la dinámica inversora en Acerinox a Fermat 2006, su sicav menos conocida que tiene un patrimonio de 43 millones de euros. A principios de noviembre compraba 20.000 títulos a un precio superior a los 10 euros.

Participación valorada en 260 millones

En torno a ese precio han sido cerradas también las compras y ventas de títulos que la acerera ha llevado a cabo en diciembre. A través de Morinvest ha vendido casi 334.000 acciones y comprado 850.000, y se ha desprendido de 1,15 millones que atesoraba en Feynman Capital.

Estas pequeñas ganancias en trading contrastan con el mal año en bolsa de la multinacional fabricante de acero, que acumula un descenso del 22% para capitalizar por 2.600 millones de euros, de los que en torno a 260 millones corresponden a la participación de la menor de las hermanas Koplowitz.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad