Amazon vetará a las marcas blancas en su nuevo supermercado español

stop

Amazon Fresh venderá productos de más de un centenar de marcas pero niega la entrada a los productos del distribuidor

Jeff Bezos, director ejecutivo de Amazon

Madrid , 16 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

El nuevo supermercado de Amazon, que comenzará operaciones en España en breve, venderá productos de más de cien fabricantes pero ninguno de ellos será marca blanca de ningún supermercado.  

La multinacional estadounidense ha elegido a España como tercer país en el mundo para lanzar su supermercado virtual, después de las operaciones abiertas en Estados Unidos hace ocho años y Reino Unido en mayo pasado.  

Amazon entrará de la mano de una gran cadena de supermercados, tal como desveló Economía Digital este jueves. La cadena ayudará a Amazon con la logística de distribución desde sus tiendas pero la multinacional estadounidense ya ha advertido a los supermercados con los que negocia: no se permitirá la venta de productos de marca blanca.  

La medida ha sido tomada con gran entusiasmo por los grandes fabricantes españoles que se han visto gravemente mercados en la última década por el crecimiento de la marca blanca de los supermercados, con Mercadona a la cabeza.  

Fiesta entre los grandes fabricantes  

Las principales fabricantes celebran la decisión de Amazon que no quiere beneficiar ni siquiera a la marca blanca del supermercado con el que se asociará en breve y que también cuenta con productos de marca blanca, según ha podido saber este diario.  

España es uno de los países europeos donde las marcas del distribuidor, con Mercadona a la cabeza, han supuesto un grave perjuicio para las grandes marcas que en los años ochenta dominaban el mercado.  

La leche y los yogures Hacendado o las cremas y cosméticos Deliplus, de Mercadona, han incluso obligado a fabricantes tradicionales a reinventarse y Leche Pascual, que en los años ochenta tuvo un dominio absoluto del mercado con más del 50% de participación, hoy tiene menos de un 10% y se ha tenido que reinventar para producir zumos de leche, bebidas de soja y aguas.  

Hoy esos fabricantes, celebran la decisión de Amazon, que no será una seria amenaza en el corto plazo para compañías como Mercadona o Carrefour, pero que podría comenzar a erosionar de forma permanente.  

Los productos de Nestlé, prácticamente barridos y arrinconados de los stands de Mercadona y Carrefour, son promocionados con descuentos en la versión beta del supermercado, que ya se encuentra lista para su lanzamiento.

Mercadona no se inmuta  

Con un 22% de participación del mercado, Mercadona ha asegurado que no piensa hacer ninguna gran inversión en ese sentido. Las compras por internet, que apenas suponen el 1% del total, suponen unas pérdidas de unos 35 millones de euros anuales. La logística de reserva y envío, que está cargada con 7 euros en Mercadona, no ha logrado la rentabilidad.  

Pero esta realidad residual podría ser sólo el inicio. Con el pago de unos 150 euros anuales, que da derecho a recibir compras ilimitadas del supermercado en el domicilio, la compra en los supermercados a través de internet podría dispararse en los próximos meses.  

Las grandes cadenas dan por hecho de que no habrá grandes crecimientos, pero apenas el 1% de participación en un sector que no ha crecido desde el inicio de la crisis, y con precios ajustados, puede suponer pérdidas millonarias para las actuales cadenas de supermercados.  

Descartada Mercadona, DIA, que cotiza en bolsa y con ansias por aumentar sus ventas en el corto plazo, podría ser la aliada española de Amazon.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad