La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, y el editor del Financial Times, Lionel Barber durante su intervención en el Financial Times Business of Luxury Summit 2019 que ha tenido lugar este lunes en el hotel Westin Palace. EFE/Fernando Alvarado

Botín rompe su silencio sobre el futuro de DIA

stop

La presidenta de Banco Santander habla públicamente por primera vez sobre las negociaciones con Letterone, el fondo luxemburgués que controla DIA

Economía Digital

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, y el editor del Financial Times, Lionel Barber durante su intervención en el Financial Times Business of Luxury Summit 2019 que ha tenido lugar este lunes en el hotel Westin Palace. EFE/Fernando Alvarado

Barcelona, 20 de mayo de 2019 (17:00 CET)

"Es un tema que esta tarde se sabrá qué pasa". Son las primeras y únicas palabras que la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha pronunciado sobre el estado de las negociaciones con Letterone, el fondo luxemburgués de Mikhail Fridman que tiene el control de DIA. La entidad española es uno de los mayores acreedores de la cadena de supermercados y ahora mismo negocia in extremis un acuerdo con el nuevo dueño para poder sacar adelante la compañía. 

La presidenta del Banco Santander ha asegurado este lunes que en la refinanciación de la cadena de supermercados la entidad financiera ha tratado de llegar a un acuerdo que sea bueno para todos.

"Como hemos dicho desde el principio, (con la propuesta planteada por el principal accionista)los bonistas extranjeros reciben el 100% y a los bancos españoles les están ofreciendo algo que realmente es muy inferior", ha explicado a los medios tras participar en un acto organizado por Financial Times.

La sociedad Letterone, controlada por el magnate ruso, reveló el viernes que había llegado a un consenso con 16 de las 17 entidades financieras acreedoras de DIA para que acepten aplazar hasta 2023 el vencimiento de toda la deuda del grupo.

Botín no desvela cuál será el desenlace: "Esta tarde se sabrá qué pasa", ha afirmado

Por lo que sólo faltaba por firmar el Banco Santander, dueño del mayor porcentaje de deuda de DIA con cerca de 300 millones de euros. La firma de este grupo financiero es clave para evitar que la empresa se declare en concurso de acreedores y Botín no desvela cuál será el desenlace porque "esta tarde se sabrá qué pasa".

Lo que sí ha aclarado es que la entidad ha tratado de llegar a un acuerdo que sea bueno para todos y de defender los intereses de sus accionistas. "Vamos a ver qué pasa", ha declarado, para añadir a renglón seguido que las cosas se están haciendo "de manera responsable".

Noticia en ampliación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad