Angel Simón revindica el servicio de Agbar al Área Metropolitana de BCN

stop

El presidente de la compañía señala, tras una sentencia del TSJC, que "no ha habido anulación de la concesión"

Barcelona, 18 de marzo de 2016 (16:48 CET)

El presidente ejecutivo de Agbar, Ángel Simón, se mantiene firme y revindica, con contundencia, el servicio que presta la empresa mixta que gestiona el agua en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), en la que participa Agbar.

Los datos, a juicio de Simón, "rozan la excelencia y se dan en muy pocas ciudades de España, Europa y el mundo". Eso posibilita, a jucio del ejecutivo de Agbar, el uso racional del agua en toda el área metropolitana, con un uso de 100 litros por día. El presidente ejecutivo de Agbar ha reaccionado, así, a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluna (TSJC) en la que "enmienda" el procedimiento administrativo que sirvió para constituir la empresa mixta, participada en un 70% por la compañía que dirige Simón, por el 15% de la AMB y otro 15% de Criteria.


La propiedad de los títulos no está en juego

La intervención de Simón se ha producido en la celebración del Día Mundial del Agua, en Cornellà, y llega después de esa sentencia del TSJC. El directivo ha querido dejar claro que el servicio se seguirá prestando. "Lo primero que debe quedar claro es que no se ha producido una anulación de la concesión".

Según Simón, en ningún caso se ha puesto en duda "la propiedad" de los títulos de Agbar.
Ante esa sentencia, que cuestiona la concesión, por un procedimiento administrativo incorrecto, Agbar presentará un recurso ante el Tribunal Supremo. Lo que falta por saber es si el Área Metropolitana de Barcelona hará lo propio. Por ahora ha sido la vicepresidenta de la entidad, Janet Sanz, concejal del Ayuntamiento de Barcelona, de ICV, e integrada en el grupo Barcelona en Comú de la alcaldesa Ada Colau, la que se ha pronunciado dejando claro que no presentará un recurso.


En manos de los alcaldes metropolitanos

Su idea es que esa sentencia podría suponer un cambio en la gestión del agua, para que se adoptara, de nuevo, una gestión pública. La decisión, sin embargo, dependerá de los alcaldes metropolitanos de Barcelona, la mayoría del PSC. Uno de los más determinantes será Antoni Balmón, que es vicepresidente ejecutivo de la entidad, siendo la presidenta Ada Colau. Balmón no estuvo presente en el acto en Cornellà.

En el caso de un cambio en el modelo de gestión, sin embargo, Agbar debería ser indemnizada. Simón se ha referido a ello al recordar otros casos. Berlín adoptó un cambio, "de acuerdo con la ley y le costó 2.000 millones de euros", ha afirmado. También Buenos Aires hizo lo propio. En ese caso, el litigio duró "15 años, con el agravante de quedar al margen de los organismos internacionales y una sentencia que ya alcanza los 1.500 millones de dólares".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad