Apple abre su capital a los empleados

stop

La firma de la manzana mordida ofrece a la plantilla un programa de compra de acciones con un descuento del 15%

Varias personas esperan a las puertas de la nueva Apple Store de Madrid / EFE

27 de septiembre de 2014 (19:08 CET)

Apple hace accionistas a sus trabajadores. La firma de la manzana mordida ofrece a la plantilla un plan para comprar acciones y, al mismo tiempo, fidelizarla. Para ello, abre dos periodos durante el año con el fin de que el empleado que así lo desee pueda destinar parte de su salario a adquirir títulos del gigante tecnológico.

Se puede destinar desde un 1% hasta un 10% de la nómina. En la actualidad, sigue abierto el segundo período que comprende desde julio hasta diciembre, según han explicado fuentes sindicales a Economía Digital ante el silencio ofrecido por Apple.

Una rebaja extra del 15%

Si un trabajador se acoje a este plan para convertirse en accionista, cada mes se le descuenta el porcentaje escogido --de forma voluntaria-- de su sueldo y al final del semestre se cuadra la compra. “Se negocia de forma directa entre el trabajador y la empresa y es una medida implantada a nivel internacional. La gente está bastante contenta con esta iniciativa porque la acción de Apple es un activo potente del que se puede aprovechar el trabajador”, señalan fuentes de Fetico.

Pero, ¿a qué precio se compran los títulos? “En el momento de la compra se tiene en cuenta el precio más barato que puede ser el del principio del periodo o el del último día”, asegura un empleado da la compañía de Cupertino. Para animar a la plantilla a sumarse a esta iniciativa Apple aplica un 15% de descuento y pone las acciones en manos de un gestor externo, en este caso Etrade.

La acción de Apple ronda en la actualidad los 100 dólares. Acumula un crecimiento de más del 20% en lo que va de año. El máximo histórico se registraba el pasado 2 de septiembre cuando el valor se disparó hasta los 103 dólares.

Planes similares en otras multinacionales

Esta fórmula no es única de Apple, sino que también otras empresas --cotizadas y no cotizadas-- ofrecen planes similares. “Es una estrategia para fidelizar al trabajador en función de unos objetivos y está más enfocada a los altos mandos”, detalla el profesor de Eada, Rafael Sambola.

Sin embargo, cualquier compra en bolsa tiene sus riesgos. “Apple y Google son compañías con crecimientos importantes pero siempre el trabajador que se acoge a este plan asume unos riesgos de forma voluntaria. Supone un compromiso con la empresa y da más valor, todavía, a la compañía. Es una forma de estimular a los trabajadores, como un sistema de retribución variable para generar una mayor rentabilidad”, explica este experto.

Según Sambola, este tipo de prácticas benefician a ambas partes. El trabajador que tiene acciones se encuentra más motivado y aumenta su productividad porque sabe que si la compañía genera un mayor beneficio, éste también va a repercutir en él.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad