Así fue la noche esperpéntica de los abogados de Madrid

stop

ACUSACIÓN DE PUCHERAZO

La candidatura de Sonia Gumpert

18 de diciembre de 2012 (23:19 CET)

Las elecciones a decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) han sido un espectáculo bochornoso para la profesión. Todas las candidaturas acusan a la aspirante a decana Sonia Gumpert de fraude electoral. “Todas estas candidaturas (13), desde la pluralidad y la discrepancia electoral, han solicitado unánimemente a la Comisión Electoral la nulidad de las elecciones del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid celebradas el 18 de diciembre de 2012 por presunto fraude electoral de la Candidatura encabezada por Doña Sonia Gumpert Melgosa”.

A la espera de que la Comisión Electoral tome una decisión sobre si suspende los comicios a decano del Colegio de Abogados de Madrid, la imagen de la abogacía ha quedado por los suelos. “Qué patética imagen estamos dando”, dice un abogado. El escándalo ha llegado a pocos minutos de que se cerraran las urnas, sobre las 20.00 horas de este martes. La palabra pucherazo se oía por todos los rincones del Palacio Municipal de Congresos de Madrid en el Paseo de la Castellana. Todos los ojos se dirigían hacia una misma persona, la candidata Sonia Gumpert.

Las acusaciones de las otras 13 candidaturas se basan en una supuesta información privilegiada. La candidatura de Gumpert ha instalado un campo de trabajo en una sala del Palacio de Congresos. Según varios testigos, un grupo de personas cercanas a Gumpert estaban contrastando listados de abogados madrileños para saber quiénes habían ido a votar y quiénes no. Tenían siete u ocho ordenadores donde había listados de letrados pertenecientes a Altodo, la Asociación de Abogados del Turno de Oficio, que está dentro de la candidatura, y otras listas de colegiados.

Vente, que te pago el taxi

Los mismos testigos aseguran que durante todo el día han estado contrastando esas listas con las de los interventores de la candidatura de las mesas. De esa manera, sabían quién no había ido a votar. Hasta el mediodía la participación auguraba una mayor asistencia por parte de los letrados madrileños, pero a última hora de la tarde es cuando se han presentado miles de abogados para votar a última hora.

Algunas candidaturas acusan a su rival de llamar a esos abogados que no habían acudido a votar para que lo hiciesen por ella. A cambio les pagaba el taxi hasta las instalaciones donde se celebraban los comicios. Los estatutos del ICAM no dicen en ningún punto que esté prohibido una acción como la de Gumpert en pleno proceso electoral.

Intervención policial

Todo esto ha hecho que muchas candidaturas intentaran impugnar las elecciones hasta tal punto que se ha organizado una especie de trifulca, incluidos empujones, entre algunos abogados de la candidatura de Sonia Gumpert y otros letrados. La gota que ha colmado el vaso ha sido cuando dos personas, “con aspecto sospechoso”, intentaron llevarse los ordenadores con la supuesta información privilegiada que “ha ayudado y puesto en clara ventaja a Gumpert”, dicen fuentes de otras candidaturas.

Al final, ha tenido que intervenir la Policía. Ha tenido durante varios minutos a los dos chicos en una sala interrogándole para intentar aclarar los hechos. Finalmente, los agentes de seguridad se fueron del Palacio sin aclarar nada. El resto de candidatos ya comenzaron a hablar para impugnar las elecciones, sobre todo, cuando vieron que el recuento era muy favorable a Sonia Gumpert. Se reunieron con la Comisión Electoral. Sin resultado alguno, abandonaron la sala donde los miembros de la Comisión están estudiando si suspender las elecciones o darle la victoria a Gumpert, que según el recuento ha ganado con amplia mayoría.

Impugnación

Como no se solucionaba nada, varios miembros de la Policía han regresado al Palacio de Congresos para intentar aclarar alguna duda, pero volvieron a irse sin concretar nada. Lo dejaron en manos de la Comisión. La impugnación de las elecciones está sobre la mesa. O gana Gumpert, o habrá nuevas elecciones en 2013. Mientras tanto este 18 de diciembre será recordado por el escándalo de las elecciones del Colegio de Abogados de Madrid.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad